Quizás no seas artista, o no te lo consideres. Quizás si, porque el arte se nos presenta en múltiples formas. Así que aunque esta carta esté dedicada a ellos, tu también puedas hacer uso de sus palabras. Porque todos somos un poco artista.

Querido amigo artista:

Se que te crees perdido , que tienes una ceguera temporal, que sientes tu visión perdida.

Tu y yo sabemos que tires la sensibilidad más despierta que el resto quizá.

Que tu centro a veces no esta donde debería. Que tu no te pierdes en un simple camino. Tu te pierdes en lo profundo del bosque de tu mente.

Y no pasa nada. Como todos tienes derecho a iniciar tus búsquedas cuando lo necesites. No hay nada de malo. No estás roto. Bueno, quizás si. Pero todos alguna vez necesitamos un poco de ruptura. Aprende a estar en paz con ello.

Cuando el día llegue y te sientas fuerte, ROMPE.

Rompe. Rompe con todo lo q te hace daño, te bloquea, te detiene.

Rompe con el "no me cuido a mi mismo". Con el que más da si no entienden la bondad. Con el ¿ Para qué lo hago ? Lo haces por ti y por todos tus compañeros. Y después, por más razones. Hazlo por todos los que dicen o opinan que no deberías hacerlo. Complícate sólo con dónde dar la siguiente pincelada de color. Recorre tus inspiraciones y recicla lo que ya no te represente.

Cuando termines este proceso de eliminación y demolición, viene la parte complicada y la más satisfactoria una vez terminada. Crear, decorar y recorrer tu nuevo camino. No te asustes, no es la primera vez que lo haces. Y si otros pueden, ¿por qué tu no?

La parte complicada

Ahora viene la parte más complicada, que al final del camino será la más satisfactoria. Recupera aquello que te empujó la primera vez, mímalo, agrándalo.

Y busca más motivos, puede que no los encuentres hoy, o mañana o pasado. Pero lo harás.

De toda oscuridad acaba siempre manifestándose una luz. En tu caso serán incontables. Con múltiples colores y matices. Sólo queda que abras tus ojos y tu mente y las veas, disfrutes, pruebes y vivas. De esta manera tu camino será inolvidable. Y sobre todo, tuyo.

Porque, querido amigo artista, la gente cambia, evoluciona y se desprende de lo que no le hace crecer.

Ten en cuenta siempre que la bondad es tu mayor moda. De esta manera, todo estará bien. Seguirás siendo tu, una mejor versión.

Lo más importante querido ; y me repito lo se, es que te des permiso de estar perdido, y realices las búsquedas que necesites.

Te juro que cuando vuelvas, te estaré esperando. Te estarás esperando.

Esta carta, como dije, va dedicada en especial a todos los artistas, a mis amigos artistas y no artistas.

Pero muy en especial a Lena Sonríe. Que me recuerda el camino.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más