Según las estadísticas, en nuestra casa ocurren muchos accidentes que en ocasiones son mortales. Estos eventos pueden evitarse sin necesidad de preocuparse de manera excesiva.

Peligros más comunes en la cocina

En la cocina hay elementos inflamables, por ejemplo el gas. Si la cocina o el horno tiene un escape de gas o se nos olvida cerrarla o sencillamente se apaga el fuego mientras cocinamos y no nos damos cuenta, vienen los problemas.

Muchas veces por algún motivo no se percibe el olor del gas y al encender de nuevo la cocina ocurre una explosión. Una manera de evitar estos accidentes es revisar con un técnico el estado en que se encuentran el horno y la cocina, con una sola vez al año será suficiente. Otra manera de evitar explosiones con gas es no encender nada si descubres que el gas se ha escapado, abrir las ventanas y puertas y esperar suficiente tiempo para que el gas desaparezca.

Al cortar las carnes, las estadísticas también muestran que no todas las personas pueden usar cuchillos muy afilados. En estos casos una buena opción en comprar las carnes ya cortados en porciones listas para cocinar.

En muchos hogares la mayoría de las vajillas son de vidrio o cristal. Las personas que tienen la salud limitada, los niños y aquellos que ya están muy mayores, por lo general es mejor que usen estas cosas de plástico.

Son más fáciles de lavar y si se caen no se rompen. Esto disminuye los accidentes con el vidrio. Si es inevitable usar vasos de vidrio, es mejor usar algún tipo de pieza especial para lavarlos. Algunas personas introducen la mano para lavar el vaso y esta presión causa que el vidrio se rompa y en algunos casos las heridas son tan profundas que se producen daños muy graves en las manos y brazos.

Si en la vivienda hay vidrios grandes, no es recomendable que sean muy transparentes.

Muchas personas han sufrido heridas en la cara por chocar contra estos cristales. Lo mejor será que tengan algún color claro que pueda ser identificado en el día y en la noche.

Otras maneras de prevenir en los hogares

En cuanto a las instalaciones eléctricas, por lo general los accidentes ocurren cuando los niños intentan introducir algún objeto en los enchufes. Existen protectores de plástico para evitar este problema.

Para evitar incendios, inundaciones y hasta robos en nuestro hogar se puede usar una lista de verificación que puede estar cerca de la puerta principal o en el refrigerador. Esta lista sirve para recordar que antes de salir debemos cerrar o apagar la cocina y el horno, no dejar ningún grifo abierto y cerrar todas las ventanas y puertas secundarias.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más