5

Aunque este descubrimiento no sea nuevo para muchos, la comida también puede ser una droga si se llega a un consumo excesivo y hay que prestar rigurosa atención y cuidado a ciertos alimentos que pueden provocar enfermedades a la larga. En especial, los productos con alto contenido calórico son los más propensos a crear adicción, ya que son altamente sabrosos y activan la dopamina junto con otras sustancias del cerebro que nos hacen experimentar sensaciones de placer al consumirlos. No debemos dejarnos engañar, puesto que al igual que las personas que son adictas a las drogas o al juego, los adictos a ciertos alimentos en cuestión, tienden a tener problemas para detener este comportamiento.

Este hábito puede desencadenar obesidad, tolerancia (como por ejemplo el alcoholismo, el cual se necesitan cada vez más cantidades en la ingesta para saciarse) y problemas graves de salud a largo plazo.

La pizza

¿Quién diría que no a un trozo de este delicioso manjar? La pizza está en primera posición y en realidad con razón, ya que contiene un alto porcentaje de grasas saturadas e hidratos de carbono. Una vez la pizza es digerida, su absorción para el organismo es muy rápida y al poco tiempo vuelve el Hambre, puesto que no aporta fibra ni proteínas a nuestro organismo.

El chocolate

Uno de los placeres de los más golosos, conocido como el alimento de los dioses y que engancha por su gran cantidad de azúcar y manteca. De hecho, el cacao puro es bueno para el organismo, pero los elementos refinados que se le añaden al chocolate para su elaboración son productos sintéticos peligrosos para la salud y no se debe abusar.

Las patatas chips

También conocidas como patatas de bolsa. Nadie es incapaz de comer solo una, aunque éstas contengan un 34% de grasas extras. Por suerte, existen otras opciones más saludables para saciar el hambre.

Las galletas

La bollería industrial y todos los dulces comerciales contienen altos grados de azúcar y grasas saturadas. La mejor opción para los amantes de las galletas es elaborarlas en casa artesanalmente, de este modo podemos usar ingredientes más sanos para la salud.

Los helados

Es uno de los productos estrella en verano y el que levanta pasiones en las épocas de calor, pero no solo se acostumbra a tomar en las estaciones más calurosas, ya que apetece durante todo el año. Hay ciertos alimentos que actúan directamente sobre el sistema de recompensa del cerebro y por eso los ansiamos más, como en este caso el helado.

Un estudio realizado por unos científicos [VIDEO] en la Universidad de Michigan (U.S.A) determinó estos alimentos, dentro de una lista de 25 productos alimenticios más como potencialmente adictivos y asociados a malos hábitos alimentarios.

No hay que confundir la gula con adicción, ya que podemos encontrarnos con situaciones cotidianas en ocasiones contadas en las cuales podemos tener algún atracón puntual. Lo importante para tener una vida sana es realizar ejercicio regularmente y llevar una dieta equilibrada.