El acuerdo del 2015 en Paris sobre el cambio climático ha creado conciencia sobre las implicaciones a largo plazo del Calentamiento global y los problemas asociados, como el aumento del nivel del mar. Los gases del efecto invernadero son producidos por combustibles fósiles y contribuyen al calentamiento global. Se elaboraron planes provisionales para reducir dichas emisiones y se establecieron algunos objetivos. Sin embargo, una nueva investigación ha revelado que a pesar de tales medidas, el aumento del nivel del mar será continuó y amenazará a millones de personas que viven en regiones costeras.

Las emisiones de gases de efecto invernadero podría llevar a un aumento del nivel del mar de 0,7 y 1,2 metros.

Si las emisiones no se reducen, el resultado podría ser desastroso para la población costera.

Los signos son siniestros

La investigación fue realizada por un equipo de científicos del clima asociado con instituciones internacionales. Han analizado los datos disponibles y han llegado a la conclusión de que el aumento del nivel del mar oscilará alrededor de la marca de un metro. Este aumento se debe a una combinación del calentamiento [VIDEO] global junto con el derretimiento de los glaciares y las capas de hielo.

El acuerdo de 2015 en Paris fue firmado por casi 200 países que aceptaron el hecho de que el calentamiento global era una amenaza y que debía abordarse. La administración del ex presidente de Estados Unidos, Barack Obama, apoyó la acción, pero Donald Trump tiene sus reservas y quiere que Estados Unidos se retire del proceso.

Uno de los autores del estudio llevado a cabo por el Instituto de Potsdam para la Investigación del Impacto Climático (PIK), expresó que en caso de que la acción para controlar el calentamiento global se retrase tendría consecuencias de gran alcance.

En opinión de un oceanógrafo biológico de la Universidad de Tasmania, los efectos de las emisiones del pasado estarán presentes durante siglos y la eliminación de los gases de efecto invernadero debe ocupar un lugar prioritario en la agenda de todos.

La eliminación del uso de combustibles fósiles

La gasolina, el diésel y el carbón son combustibles fósiles que crean CO2 o gases de efecto invernadero, que a su vez, son responsables del calentamiento global. Las alternativas a los combustibles fósiles convencionales son la electricidad y la energía solar . El primero puede impulsar automóviles mientras que el segundo puede ser la alternativa para generar electricidad. Por cierto, los fabricantes de automóviles se han dado cuenta de que los días de los autos con combustibles fósiles están numerados y se están cambiando a autos eléctricos .

Simultáneamente, se están realizando esfuerzos para promover la energía solar que podría reemplazar [VIDEO] el carbón y el diesel para generar electricidad.

Las acciones de esta naturaleza ayudarán a controlar el calentamiento global como se prevé en el acuerdo de París y asegurarán que las personas en las regiones costeras estén a salvo de los peligros asociados con el aumento del nivel del mar.