Un cerrajero de la provincia de Rosario (argentina), capto por primera vez un hecho jamas documentado [VIDEO] por científicos ni aficionados, el nacimiento de una supernova.

Víctor Buso es un cerrajero Argentino aficionado a la astronomía [VIDEO], pero no cualquier aficionado, él mismo monto un pequeño observatorio en el tejado de su casa mediante el cual, luego del trabajo, se dedicaba a la observación de los astros con su telescopio de alta potencia.

El 20 de septiembre del año 2016 compró una nueva cámara fotográfica y estaba ansioso de probarla, así que al llegar a casa sin hacer ruido ni despertar a los vecinos abriendo las compuertas de su observatorio, tomo algunas fotografías al azar, entre ellas algo que le llamó la atención en el sector NGC 613, un pequeño destello de la constelación Sculptor, una galaxia a más de 80 millones de años luz de la tierra.

Pero el pequeño destello que le llamó la atención, más tarde revelaría un dato inédito en la historia de la Astronomía. Buso había captado la explosión de una estrella de más de diez veces la masa del sol. Este hecho es tan inédito que nunca jamás pudo ser visto y mucho menos documentado por científicos profesionales.

Víctor Buso es el primer hombre que pudo ver este espectacular suceso y tuvo la suerte de documentarlo, el mismo equivale a documentar un único pestañeo de una persona durante toda su vida, ya que la vida de una estrella es muchísimo más larga que la de una persona y además es un hecho tan lejano que son imágenes registradas del pasado.

Este Argentino era un aficionado pero no por eso menos preparado que un profesional. Las fotografías que tomó fueron capturas de 20 segundos que luego se superponen para crear una imagen contrastada, algo que evita que el efecto de la contaminación lumínica arruine la imagen.

Vídeos destacados del día

Por eso esta técnica deberá ser la utilizada para seguir captando estos fenómenos astronómicos, ya que de otra forma solo se captura una imagen borrosa, no una secuencia que pueda reconstruir de una forma visualmente apreciable la explosión de la estrella.

Toda la comunidad astronómica se encuentra fascinada por este descubrimiento que lleva décadas tratando de ser registrado. Buso junto con su esposo también astrónomo Gastón Folatelli elaboraron un documento inédito con una precisión sin precedentes que detalla las características de la estrella que explotó y el mismo aparece publicado en la famosa revista Nature, una revista de publicaciones científicas de alto nivel. "Sin duda ganó la lotería de la astronomía", afirman científicos de Estados Unidos y otros países quienes elogiaron su descubrimiento. Finalmente la estrella que explotó fue bautizada como SN-2016gkg.