Si estás estudiando periodismo o ejerciendo como tal, si te gusta escribir, si te gusta la comunicación e información... estás de suerte, hoy es tu día. Todo aquel que se sienta identificado y relacionado con alguna rama del periodismo tiene algo que celebrar ya que desde hace muchos años, el 24 de enero es conocido como el día del periodista, pero esto solo ocurre en España, pues en otras partes del mundo esta fiesta cambia de fecha.

En Estados Unidos, por ejemplo, es el día 8 de septiembre por rendir homenaje a Julio Fucik, periodista checo ejecutado por los nazis. En Chile en cambio es el 11 de julio por la creación, ese mismo día en el año 1956, del Colegio de Periodistas de Chile.

Pero en España se celebra hoy en honor a San Francisco de Sales, desde 1923, cuando Pío XI decidió que se asignara este día, por ser cuando el Papa Alejandro VII lo canonizó en el año 1665, las facultades de Ciencias de la información festejan su vocación.

Y este homenaje vienen por la gran labor que desarrolló a lo largo de su vida al evangelizar a los protestantes, quienes no hacían caso a sus peregrinaciones. Él mismo empezó a escribir las lecturas y a dejarlas bajo las puertas. Gracias a eso y a sus dotes comunicativas, consiguió propulsar lo que hoy conocemos como Prensa periodística.

La evolución del periodismo y su difícil situación

Desde entonces, el periodismo ha vivido muchísimos cambios, tanto en la forma de comunicar como en la forma de ser percibido. Las nuevas formas de comunicación y las redes sociales se apoderan de nosotros día tras día y la labor del periodista es cada vez más crítica y rápida.

Existen nuevos mecanismos y aparecen nuevas tecnologías a las que las nuevas generaciones tienen que adaptarse.

Los profesionales tienen claro que para quien trabajan es para la sociedad, para dar voz a aquellos que no pueden, para ayudar a comprender mejor el mundo que nos rodea, ver las cosas de otra manera y crear opinión y debate. Estamos aquí para algo más que contar historias.

Cada día salen a la calle más medios independientes que quieren su hueco en el mercado, que la sociedad les tenga en cuenta y no estar influenciados por el dinero o la fama. Nacen en un momento difícil, cuando está pasando por su peor momento, cuando es más difícil ganarse la vida con ello.

Pero hoy es un día para que todos aquellos que intentan ser parte de este mundo puedan sentirse orgullos de ellos mismos, para que recuerden en los momentos difícil, por qué eligieron esta carrera, esta profesión, para que no abandonen si de verdad es su vocación.

Desde luego, por mi parte me siento orgullosa de estar estudiando algo que me llena y me apasiona, de no dejar de aprender y poder seguir haciéndolo, y de tener la oportunidad de formar parte del mejor trabajo del mundo.