2

¿Sabías que Navidad comienza el 24 de diciembre por la tarde? ¿O que su duración cambia todos los años? ¿Y sabes qué día termina? ¿Qué es la Epifanía? Son cuestiones sencillas sobre este tiempo festivo que pueden descolocar a más de uno. Como ejemplo, si preguntas cuándo termina la Navidad, te encuentras con que la gente suele responder que el día 6 o 7 de enero, después de Reyes, cuando no es así. ¡Ah!, ¿pensabas que todo se acaba cuando a los pequeños les toca volver al cole? Pues no.

La Navidad, un tiempo litúrgico

Sigamos el calendario litúrgico de la Iglesia Católica para definir términos y ampliar miras. Esta calendario no sigue las vicisitudes del civil, sino que tiene su propia dinámica y fechas. Su centro es la solemnindad de Pascua, algunas fiestas cambian de año en año, y se divide en 5 grandes bloques, de diferente duración: Adviento, Navidad, Tiempo Ordinario, Cuaresma, Pascua.

La Navidad es una de esas divisiones y, ¡ojo!, que respondemos a una de las preguntas sencillas, dura desde el 24 por la tarde (puede decirse que a partir de las 3 de la tarde), hasta la tarde del domingo después de Epifanía (comúnmente, Reyes), es decir, el domingo del bautismo del Señor. Este cercano año 2018, tal fiesta se celebra el domingo 7 de enero. Ahí sí termina la Navidad, comenzando el siguiente bloque: el Tiempo Ordinario.

Duración de la Navidad

Este año tendremos 2 semanas navideñas. Si consultas el calendario litúrgico verás que habla de Navidad, Octava de Navidad y II Semana de Navidad. Es decir, la fiesta, una semana donde se alarga de alguna forma su celebración y la semana siguiente a la misma. Un total de 2 semanas. Si hubiera coincidido que el domingo es Epifanía (Reyes), tendríamos otra semana más, hasta el domingo del bautismo.

La Navidad es la commemoración del nacimiento de Jesús, Dios y hombre. Pero durante los días de estas semanas se suceden otras celebraciones. ¿Las conoces? Al día siguiente, 26, el primer mártir, san Esteban; el 27, san Juan evangelista; hoy, 28 de diciembre, el martirio de los niños, los Santos Inocentes; el 31, la Sagrada Familia: Jesús, María y José; el 1 de enero se dedica a la Virgen como Madre de Dios (Theotokos); el sábado 6 la Epifanía del Señor y el domingo 7 el bautismo de Jesús. En medio algunos santos y celebraciones, como la del 3, del santísimo Nombre de Jesús.

Epifanía, solemnidad que conocemos como Reyes

El día de los Reyes, o magos, lleva el término técnico de Epifanía. ¿Sabes que significa manifestación? Es el momento en que el Niño, se da a conocer como salvador universal. Por eso acuden a él, desde los cercanos y sencillos pastores hasta los venidos de lejos y sabios magos. Son figuras que simbolizan la universalidad de los pueblos que se acercan al milagro del bebé. Tal manifestación se completa con la fiesta del bautismo, pues allí se le proclama como el Mesías prometido.

Color blanco, color de la Navidad

El color de las vestiduras del sacerdote durante estas 2 semanas será, predominantemente el blanco. Y no es por referencia al frío o la nieve, sino a la pureza y santidad. Independientemente del país y la climatología, el blanco será el color litúrgico por excelencia, aunque no el único. Lo usarán tanto los sacerdotes de cualquier parroquia como el obispo en su catedral [VIDEO].

Dos curiosos anuncios navideños

No es que desde el presbiterio vaya a proyectar el párroco unos spots publicitarios. Se trata de dos breves textos que hacen referencia, uno, al anuncio solemne del nacimiento del Señor y, otro, las fechas en que se celebrarán las fiestas movibles del nuevo año. Se proclaman, respectivamente, el 25 de diciembre y el 6 de enero. No suelen escucharse en las parroquias, por eso constituyen una curiosidad, a pesar de su publicación, año tras año, en el Calendario Litúrgico y Pastoral de la Iglesia.