El Servicio Nacional de Salud (NHS) del Reino Unido ha confirmado este mismo miércoles que dos personas que recibieron la vacuna de Pfizer contra el Coronavirus han desarrollado sintomatología adversa. Los pacientes, pertenecientes al ámbito sanitario y a los que se les administró el fármaco el pasado martes, 8 de diciembre, experimentaron poco después signos propios de un 'shock anafiláctico'. Era personas con alergias graves previas.

No obstante, los síntomas remitieron en cuanto se les suministró el tratamiento adecuado. Como ha explicado el NHS, los dos afectados ya habían experimentado algunos episodios de reacciones alérgicas a otros medicamentos y vacunas anteriormente.

La advertencia se focaliza en un grupo reducido de personas con alergias graves

Debido a estos casos puntuales, la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA) del país ha lanzado una advertencia y ha recomendado que no se tenga precacución con la vacuna de Pfizer contra la COVID-19 a las personas con alergias severas. Amos García Ramos, de la Asociación Española de Vacunología, precisa que se trata de un suceso "excepcional", que también se da en la administración de otras vacunas o fármacos.

El experto asegura que estas personas suelen llevar siempre encima inyecciones de adrenalina, y recuerda que se deben detallar todas las alergias pertinentes, en el caso de haberlas, antes de ponerse cualquier vacuna.

Todo el Sistema Nacional de Salud del Reino Unido ha recibido la advertencia y, a partir de este mismo miércoles, pedirá el historial clínico de alergias de todas las personas que vayan a recibir la primera dosis de la vacuna de Pfizer contra el coronavirus.

El 'V-Day', el comienzo de la campaña de vacunación diseñada por el Gobierno del Reino Unido

Esta advertencia se realiza tan solo un día después del comienzo de la campaña de vacunación en el país anglosajón.

El pasado martes, 8 de diciembre, conocido ya como el 'V-Day', el Reino Unido arrancaba con el plan de inmunización contra el coronavirus. Fue Margaret Keenan, una mujer de 90 años, la primera persona que recibió el fármaco de Pfizer. La vacuna, que había sido autorizada recientemente en el país, se empezó a administrar en cerca de 50 hospitales públicos de todo el territorio.

En un primer momento, las primeras personas que iban a ponerse la inyección eran residentes y trabajadores de las residencias de ancianos. Sin embargo, el Gobierno ha tenido que rediseñar el plan debido a los recursos limitados para transportar la vacuna, que no puede perder la cadena de frío en la que se encuentra. Por tanto, las primeras personas que se están vacunando son los mayores de 80 años y personal sociosanitario, incluyendo a los trabajadores de los asilos, aunque solo en los hospitales del NHS.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!