Mike Ryan, director ejecutivo del Programa de Emergencias Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha utilizado una imaginativa comparación para poner de manifiesto el riesgo de contagio por el Coronavirus por parte de la población. Al afirmar que desde el punto de vista de la estadística es mucho más fácil la lotería que no contagiarse de la COVID-19. Al igual que se ha dirigido a definir a este virus como “maligno” debido a su alto nivel para propagarse entre la gente.

No en vano, está siendo la causa de que “5.000 personas fallezcan al día por este motivo y de una manera que está contrastada”.

Después del fuerte repunte que está experimentando en las últimas semanas, en especial en ciertas áreas geográficas del planeta y que están elevando el número de decesos a nivel global.

El coronavirus infectará al 70% de la población mundial

"Si no descubrimos una vacuna para parar al coronavirus y tampoco los reprimimos, no queda más remedio que asumir que al final se propagará hasta alcanzar el 60 % o 70 % de población en el mundo” ha advertido el máximo responsable del Programa de Emergencias Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud.

Para mencionar a continuación que esta es una partida que por el momento está perdiendo la población de todo el mundo. "No se tiene en cuenta a las personas que pueden morir porque nunca se les hizo la prueba y este es uno de los factores a considerar en la actual pandemia que estamos padeciendo todos”, concluye el alto dirigente del organismo internacional.

Suspendidos algunos servicios de la salud pública

Este símil tan curioso empleado por Mike Ryan trata de concienciar a la ciudadanía de las altas probabilidades de que se puedan contagiar por la COVID-19. Al no tratarse de un hecho esporádico sino que por el contrario es un patógeno que está circulando libremente por todos los países.

Sin atender a la riqueza o pobreza de las propias naciones.

En este sentido, hace una especial referencia al hecho de que en algunos sitios los servicios de salud han sido suspendidos. Un factor que puede agravar la virulencia del coronavirus durante su expansión en estos momentos.

Infecciones leves como amenaza a la salud

Otro de los aspectos sobre los que se ha referido el directivo de la Organización Mundial de la Salud es en el hecho de que las infecciones leves pueden representar una amenaza para la salud. Hasta el punto de que ha constatado que “en estos momentos no conocemos cuál puede ser su impacto a largo plazo”. Para terminar con un aviso muy claro no exento de algo de optimismo para el futuro al expresar que “no todos, incluso los más jóvenes, se recuperan por completo de este virus".

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!