Rusia ha ganado la carrera contrarreloj para hacerse con la primera vacuna que haga frente al Coronavirus. Así lo ha anunciado muy eufórico, el presente del país eslavo, Vladimir Putin, que ha garantizado que reúne todos los requisitos, incluida su alta seguridad. Hasta el punto de que ha dado la primicia de que su hija ha sido una de las personas en recibir las primeras dosis de este tratamiento contra el virus en las vías respiratorias.

También se ha anunciado que su denominación será la de Sputnik V en honor al primer satélite artificial en la historia de la carrera por la conquista del espacio.

Ahora se sabe que esta vacuna de patente rusa puede garantizar la inmunidad contra esta enfermedad por un período de dos años. Y en cualquier caso, se empezará a producir y distribuir entre la población en muy corto espacio de tiempo.

Es una vacuna artificial contra el coronavirus

Se están conociendo más detalles sobre la vacuna Sputnik V y uno de los más relevantes se basa en que ha sido desarrollada de forma artificial y sin ningún elemento del coronavirus en su composición. Además, ha sido confeccionada en un formato liofilizado, lo que quiere decir que está presente en polvo para mezclarlo con otro componente y disolverlo en el cuerpo humano. Mientras que por otra parte, otros de los aspectos que se han conocido es que su administración es intravenosa.

No en vano, la patente ha sido registrada hace pocos días como solución para inyectar. Su puesta en marcha ha sido como consecuencia de los trabajos realizados por el prestigioso Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya.

Con demanda en más de 20 países

A pesar de su rápido proceso en los ensayos clínicos hasta llegar a culminar con su aparición en el mercado sanitario ya cuenta con más de 20 países que han pedido su compra.

Aunque por el momento se desconoce cuáles son, algunos medios de comunicación los ponen en naciones que mantienen muy buenas relaciones internacionales con Moscú, entre ellos algunos latinoamericanos. En cualquier caso, se descarta su uso en los países integrados en la Unión Europea que esperan el descubrimiento de otra vacuna de estas características entre los últimos meses de 2020 y el primer trimestre del próximo año.

En cualquier caso, se espera que se puedan suministrar las primeras dosis de la Sputnik V a partir del 1 de enero de 2021.

Programa de vacunación voluntario

Otro de los aspectos que ha filtrado el gobierno ruso es que serán médicos, trabajadores sanitarios y personal docente ruso los primeros en recibir la dosis para protegerse contra el coronavirus. En este caso, recibiendo la vacuna en los próximos dos meses debido a las especiales características de sus actividades profesionales. A través de un programa de vacunación que no será obligatorio, sino por el contrario de manera voluntaria. Aunque por último, han confirmado que su producción será en masa.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!