Li-Meng Ya es una de las virólogas más conocidas en el mundo. Pero no por sus trabajos científicos, sino por haberse escapado de su país, la República Popular de China, para buscar refugio en los Estados Unidos y amenazar con decir lo que ha pasado en realidad con este virus que se ha dejado la vida de casi 700.000 personas en todo el mundo.

Hace unas pocas semanas ya advirtió que tenía pruebas sobre el hecho de que el COVID-19 no tenía un origen natural. Pues bien, ahora, en una entrevista con la agencia taiwanesa Lude Press, ha hecho efectivas sus amenazas, al afirmar que este ha sido desarrollado en un laboratorio militar de su país.

Para ello, la científica china aporta más datos al poner de manifiesto que evaluó "con mucha claridad" que el Coronavirus procedía de un laboratorio vinculado al EPL”.

El coronavirus no ha pasado de animales a humanos, según la viróloga

Las siglas EPL son las que corresponden al Ejército Popular de Liberación que está integrado dentro del Partido Comunista Chino. Esta importante averiguación fue constatada por Li-Meng Ya cuando estudiaba el nivel de transmisión del virus entre los seres humanos. Si bien no ha sabido explicar cómo se ha podido producir la salida de este virus del recinto militar. Es muy clara, por otra parte, al afirmar que el “el mercado de Wuhan solo se usó como estratagema” y niega en sus declaraciones que el contagio haya pasado de animales a seres humanos, tal y como es la postura oficial del gobierno de Pekín.

Graves acusaciones contra China

La científica asiática es muy dura al cargar las responsabilidades contra su país de origen. Llega a comentar que ha llegado a ver a personal sanitario y pacientes realmente expuestos a un virus tan peligroso como es el COVID-19. Al igual que a encerrar a familias enteras durante unos espacios de tiempo muy largos en vez de aislarlos.

Por otra parte, no duda en lanzar acusaciones tan directas sobre las autoridades chinas como “sé en realidad cómo se las gasta el Partido Comunista de China”. Por este motivo ha admitido que tuvo miedo a que la matasen o que la hiciesen desaparecer.

La doctora Li-Meng, que reside en un lugar no revelado de Estados Unidos, ha reconocido ante los medios de comunicación que estas declaraciones se deben a un ejercicio de responsabilidad por su parte.

“No he podido estar callada durante más tiempo y por este motivo he decidido contarlo todo para que la gente sepa lo que ha sucedido con el origen del coronavirus”. En este sentido, cabe resaltar que el gobierno chino ha sido acusado por otros ejecutivos occidentales por su alta opacidad para contar lo que ha sucedido en su país. En unos momentos en que se está produciendo un rebrote de este virus en algunos países.

OMS

La Organización Mundial de la Salud (OMS), sin embargo, niega la posibilidad de que el virus se haya creado en el laboratorio. Li-Meng Ya tampoco proporcionó ninguna evidencia concreta para apoyar sus acusaciones.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!