La carrera por conseguir la vacuna del Coronavirus empieza a recrudecerse: tras la noticia de la vacuna que se está estudiando en la Universidad de Oxford (que parece ser la más adelantada), en China se está probando con humanos una vacuna que ha logrado inducir una reacción inmunológica de este virus. Los investigadores que están llevando a cabo el estudio, que está en fase 2, no han detectado ningún tipo de efecto secundario grave, a lo largo de los ensayos, en los pacientes. Todas estas investigaciones están provocando muchas esperanzas ante la posibilidad de encontrar una esperanza ante la pandemia del coronavirus que está costando la vida de cientos de miles de personas alrededor del mundo.

La comunidad científica da buenas noticias en la lucha contra el coronavirus

En los últimos días, las noticias por parte de la comunidad científica están siendo muy positivas: la que se está desarrollando en la Universidad de Oxford (Reino Unido) está desarrollándose de manera muy satisfactoria tras realizar pruebas en seres humanos y hay un proyecto en China que parece seguir el mismo camino. Estamos hablando de una vacuna del coronavirus que está siendo desarrollada por la empresa biofarmaceútica china CanSino Biologics y con participación de la unidad de investigación del ejército del país.

Esta vacuna contra el coronavirus ha sido suministrada a un grupo de 508 voluntarios

Las pruebas que se han efectuado a las personas voluntarias durante la fase 2 de la investigación han mostrado que es muy segura para los enfermos y que es capaz de provocar una inmunidad ante el coronavirus, según los resultados que ya han sido publicados en la prestigiosa revista médica de Gran Bretaña, The Lancet.

La vacuna que recibe el nombre de Ad5- nCOV, durante la fase de investigación ha sido suministrada en un total de 508 adultos cuyo estado de salud es sano. Ninguna de estas personas sufrió algún tipo de efecto secundario realmente grave y en la mayor parte de los casos, la vacuna ha producido respuestas inmunitarias en forma de anticuerpos y las conocidas células T que son capaces de atacar al virus que provoca la enfermedad del coronavirus.

Los autores advierten que todavía hay dudas sobre esta vacuna del coronavirus

La investigación que está teniendo lugar en China ha empleado un sistema parecido al que se está utilizando la Universidad de Oxford, usando un virus del resfriado que ha sido modificado para poder transportar material genético propio del coronavirus al cuerpo de los voluntarios.

Pero, los responsables del mencionado estudio han señalado que los resultados que se han obtenido en las distintas pruebas muestran que tener más edad y una capacidad de inmunidad alta ya preexistente al virus, reducen estas respuestas inmunes de estos pacientes por parte de la vacuna del coronavirus.

Los autores de este estudio han querido dejar claro que ningún voluntario ha estado expuesto al virus del coronavirus tras llevar a cabo la vacunación, por lo que no se puede determinar si la vacuna es capaz de proteger, de manera eficaz, contra la infección provocada por el SARS-CoV-2 que ha paralizado el mundo.

Feng-Cai Zhu, miembro del Centro Provincial en la ciudad de Jiangsu para la Prevención y Control de Enfermedades, indica que este ensayo ha sido positivo ya que suma pruebas de la inmunogeneidad y la seguridad en una población mayor, lo que es un paso fundamental en el desarrollo de una vacuna de manera experimental.

La fase 3, el siguiente paso en la investigación, ya está en marcha. La vacuna, por el momento, indujo una respuesta de los anticuerpos neutralizantes que va entre el 59% y el 47% en los voluntarios.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!