China ha detectado Coronavirus en un lote de gambas congeladas que provenían de Ecuador. Según Ivan Ontaneda, ministro de comercio exterior y producción del país latinoamericano, quien también se encarga de supervisar la industria del sector pesquero, ha defendido que los productores de camarones de Ecuador siguen unos protocolos de bioseguridad muy estrictos. A pesar de ello, China ha decidido suspender las importaciones de la especie de gamba blanca congelada de un total de tres empresas de Ecuador que operan en el país tras encontrar restos del virus en su empaquetado, según ha comunicado la Administración General de las Aduanas del país.

El empaquetado ha dado positivo en coronavirus y hay cierto riesgo real de contagio

En un comunicado oficial, el departamento ha informado que las últimas pruebas de ácido nucleico llevadas a cabo en el empaquetado de la especie de gamba blanca comercializada por Edpacif, Industrial Pesquera Santa Priscila y la empresa Empacreci han dado positivo y existe un cierto riesgo de transmisión de la enfermedad del coronavirus. Además, el organismo chino ha pedido a las empresas ecuatorianas que retiren, de manera inmediata, sus gambas blancas congeladas producidas a partir del pasado 12 de marzo y les exigen dos opciones: destruirla o llevarlas de vuelta. Especifican que, en las pruebas realizadas, dieron positivo en coronavirus los envases exteriores.

Eso sí, las gambas y los envases del interior de las cajas dieron negativo en todo momento. Pero, también consideran que la gestión de seguridad alimentaria llevada a cabo por estas empresas no es el más adecuado.

China ha decidido cancelar la compra de este tipo de productos por prevención ante el coronavirus

El comunicado afirma que con el objetivo de eliminar peligros que no estén visibles y proteger el estado de salud de la ciudadanía, se anuncia la suspensión de todos los requisitos necesarios por parte de estas empresas para poder registrar sus productos en China y se suspende de manera temporal la aceptación de cualquiera de sus productos.

Hay que recordar que a principios del pasado es de junio se detectó un nuevo rebrote del coronavirus en un mercado mayorista de la ciudad de Pekín que, según varios expertos locales, tendría su origen en el continente europeo, aunque no se ha descubierto todavía como llegó hasta allí. Por el momento, lo único que se sabe es que el virus se ha detectado, por primera vez, en una tabla utilizada para cortar salmón. Pero, según los expertos, no hay pruebas suficientes de que las personas contagiadas por coronavirus se infectaran por comer algún alimento contaminado.

No hay pruebas de contagio por coronavirus por comer alimentos contaminados por el virus

A pesar de la falta de pruebas, el director del laboratorio del área de microbiología del centro nacional de China que se encarga de la evaluación de riesgo de inocuidad en los alimentos, Li Fengqin, ya aseguró el pasado mes de junio que, aunque el virus del coronavirus no proceda de los alimentos, es muy posible que su empaquetado esté contaminado con un riesgo real de contagio.

Dos de las compañías de Ecuador involucradas ya han respondido que el coronavirus solo se encontró dentro de las paredes del propio contenedor donde se transportan las cajas de congelados y China está exagerando los posibles riesgos potenciales. Santiago Salem, presidente de la compañía Santa Priscila, ha dicho en un comunicado que es muy lamentable que por el mero resultado de una prueba que ha encontrado coronavirus en la pared interior de un contenedor se empañe toda la reputación de su industria.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!