Un nuevo tipo de análisis de sangre es capaz de detectar la enfermedad del Cáncer cuatro años antes incluso, que los métodos de diagnóstico más tradicionales. El test es capaz de detectar si una persona sufre uno de los cinco cánceres más comunes: cáncer de hígado, colorrectal, de estómago, pulmón o esófago. Este análisis de sangre es muy sencillo y cero invasivo por lo que la comunidad científica está muy esperanzada ante los beneficios que puede tener en la lucha contra el cáncer y a la hora de reducir la mortalidad de la enfermedad.

En un 88% de las muestras se detectó el cáncer con total precisión

La prueba ha sido denominada PanSeer y es capaz de detectar, nada más y nada menos, que el 91% de las muestras de pacientes que no presentaban síntomas cuando se recogieron sus respectivas muestras de sangre: sin esta prueba, estas personas habrían sido diagnosticadas de cáncer en un período de tiempo que iría de un año a los cuatro. Por otro lado, esta prueba ha sido capaz de detectar con total precisión la enfermedad del cáncer en el 88% de las pruebas en un total de 113 pacientes que ya habían recibido diagnóstico cuando recibieron el resultado de las pruebas.

El estudio para detectar el cáncer duró la friolera de diez años de trabajo

El estudio ya ha sido publicado en el medio “Nature Communications” y es único en el mundo ya que los investigadores han tenido acceso a muestras sanguíneas de pacientes que no presentaban síntomas y que no habían recibido diagnóstico de tener un tumor.

Esto ha permitido desarrollar un tipo de prueba que permite identificar una serie de marcadores de cáncer mucho antes, incluso, que los propios métodos de diagnóstico más tradicionales. Estas muestras fueron recogidas dentro de un estudio, iniciado en el año 2007 y duró diez años, por la Universidad china de Fudan.

Este Estudio Longitudina ha ido recogiendo distintas muestras de plasmas de un número superior a las 120.000 personas durante los años 2007 y 2017.

Las muestras de sangre de enfermos de cáncer son analizadas por los investigadores

Cada individuo se encargó de suministrar muestras de sangre a lo largo de esos diez años y tuvo que someterse a controles por parte de los médicos, de manera regular. Finalmente, se recogido más de 1,6 millones de pruebas hasta hoy. Todas y cada una de las cuales han sido archivadas para su futuro estudio. En el momento en que un paciente fue diagnosticado con uno de los tipos de cáncer mencionados, los investigadores pudieron acceder a sus muestras sanguíneas, que habían sido tomadas con una anterioridad de uno a cuatro años incluso antes de que comenzaran a tener síntomas.

De esta manera, el equipo ha podido examinar muestras tanto de individuos en buen estado de salud y de enfermos. Los autores han llevado a cabo un análisis de todas las muestras de plasma recogidas de un total de 605 individuos que no presentan síntomas, de los cuales ya 101 han sido diagnosticadas de cáncer, años después. Kun Zhang, uno de los autores del estudio y profesor de Bioingeniería de la prestigiosa Universidad de California (Estados Unidos) ha explicado que el objetivo de este trabajo sería recoger análisis de sangre, muy parecido a este, de manera rutinaria en los chequeos de salud que se realizan de manera anual. Pero, de manera inmediata, el enfoque es evaluar a los individuos que tienen más riesgo, teniendo en cuenta los factores de riesgo, la edad o los antecedentes familiares, entre otros.

La detección temprana del cáncer es muy importante para lograr aumentar la superviviencia de los pacientes, la posibilidad de sobrevivir aumenta de manera significativa cuando el cáncer se detecta en una fase temprana, pues el tumor se puede extirpar en un quirófano o tratarse con medicación de manera adecuada.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!