La incidencia del Coronavirus ha ido más allá de los efectos en el organismo. Según un reciente estudio realizado por la Sociedad Española de Obesidad (Seedo) se ha puesto de manifiesto que el 44,3% de los españoles incrementaron su peso durante los días en que duró el confinamiento decretado por el gobierno de Pedro Sánchez. En donde otro de los datos más llamativos es que el 73% admite haber aumentado la masa corporal entre uno y tres kilos. De todas formas, también se ha constatado en este estudio que son precisamente las personas que ya tenían previamente niveles de sobrepeso u obesidad los que han visto como esta esta incidencia organiza ha seguido creciendo con el paso de las semanas.

Mala alimentación en el confinamiento por el coronavirus

En el momento de buscar las causas reales para explicar esta tendencia al alza de los españoles en estos tres meses de confinamiento, el estudio no puede ser más determinante. Al achacarlo al sedentarismo y a la alimentación que se ha tenido en este periodo. Siendo los culpables de que una buena parte de la población española se haya encontrado con esta pequeña sorpresa al ponerse delante de las pesas. En concreto, el mencionado estudio pone de relieve los pésimos hábitos en la alimentación durante estos meses.

Mayor consumo de bebidas alcohólicas y bollería

El hecho de que el estado físico se haya deteriorado señala a algunos ingestas que han perjudicado la imagen estética de los españoles.

Se menciona que ha habido un aumento generalizado en el consumo de alcohol en las bebidas. Con niveles del 45 y 55% para la población en general y los obesos, respectivamente. Pero no ha sido la única causa para explicar este hecho ya que también se ha abusado en exceso de los productos derivados de la bollería, con niveles del 46,7 y 55,8% para cada uno de estos segmentos sociales.

Se trata de una combinación letal para mantener un peso equilibrado, según la opinión de algunos dietistas de nuestro país.

Muchas más horas delante del televisor

Otro de los aspectos en que incide este informe para explicar los problemas con la báscula es la falta de actividad física o deportiva durante los días en que ha durado el confinamiento para frenar el coronavirus.

En concreto se incide en que el 56% de los encuestados admiten haber reducido el ejercicio deportivo. Mientras que por otra parte, el 30% de la población reconoce que ha dedicado más de cinco horas delante del televisor. Al igual que un 40% han declarado que en este periodo han tenido una mayor sensación de hambre. Un hecho que ha sido provocado, en opinión de los responsables del informe, por los procesos de ansiedad y aburrimiento que han tenido como consecuencia de su encierro en el hogar.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!