Han sido muchos los avances que ha devuelto el mundo de la ciencia en lo que va de año para contrarrestar el virus que azota a la humanidad. En esta orden, el Ministerio de Defensa de Rusia y el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamalei, han manifestado haber comenzado con los primeros ensayos de una vacuna para combatir la COVID-19.

Desde abril Rusia comunicó que el inicio del ensayo sería en junio. En un primer comunicado en el mes de abril, el Ministerio de Salud de Rusia, informó que emitiría un permiso para comenzar los ensayos clínicos. En aquel momento, advirtió que estarían previstos para el mes de junio y estableció los parámetros cuantitativos y cualitativos para los voluntarios que formarían parte de las pruebas.

Este miércoles han comenzado los primeros pasos para el desarrollo del ensayo clínico

Rusia comenzó este miércoles 17 de junio con las primeras zancadas en el proceso de prueba de la vacuna. Un grupo de voluntarios, previamente escogidos, serán sometidos a un aislamiento de dos semanas con el objetivo de cerciorar la seguridad de la inoculación y su tolerabilidad. Luego de suministrado el fármaco, quedarán aislados los pacientes por 28 días para controlar su salud y evaluar los posibles efectos secundarios que puedan generarse.

Los 76 voluntarios que conforman el estudio, se mantendrán en el hospital durante todo el tiempo requerido y su vacunación será realizada en dos etapas: una primera el día 0 y una segunda después de 21 días.

Según el director del Centro Gamalei, Alexander Guíntsburg, el ensayo clínico de la vacuna durará alrededor de un mes y medio.

Fuentes del Departamento Militar Ruso, informaron que las 76 personas escogidas habían sido seleccionadas en dos grupos, uno conformado por militares y el otro formado por civiles.

El primero será de 50 soldados voluntarios de los cuales 5 son mujeres. El total estará dividido en dos grupos de 38 personas y, entre ellos, 10 profesionales de la salud de Rusia forman parte de esta prueba.

Se ha informado muy poco sobre la conformación de la vacuna

No se ha expuesto mucho sobre la naturaleza ni la conformación de la vacuna.

Solo se ha informado que el prototipo se presenta en dos formatos, uno líquido y otro liofilizado. Estas ausencias de información han generado opiniones encontradas como la del especialista Vitali Zvérev del Instituto de Investigaciones Científicas de Vacunas y Sueros Méchnikov de Moscú, quien no está de acuerdo con las prisas asociadas a la prueba de la vacuna.

A pesar de ellos, hay quienes creen rotundamente en este nuevo fármaco para la cura del Coronavirus. El Ministerio de Defensa Ruso puso toda su confianza en los científicos del Centro Nacional de Epidemiología y Microbiología Gamalei, donde un grupo de ellos probó la vacuna en sí mismos para descartar efectos secundarios o trastornos negativos.

Lo cierto es que las autoridades rusas han mostrado fuertes ganas de ser los primeros en encontrar una cura o vacuna contra la COVID-19. Es un país que supera al día de hoy los cinco mil muertos por coronavirus, lo que aumenta las ambiciones por encontrar una cura que les garantice no perder más vidas humanas por esta pandemia que aqueja a la humanidad. El 15 de julio comenzarán a administrarse las primeras vacunas a los voluntarios, planeando registrar el fármaco para otoño de este mismo año.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!