Los últimos resultados para frenar el Coronavirus proceden de una mascarilla facial que llega a matar a este virus infeccioso con el calor, debido a la energía que se genera desde el cargador. Este nuevo descubrimiento ha sido desarrollado con gran éxito por un grupo de investigadores pertenecientes al Instituto Tecnológico de Israel, (Technion).

En este caso, su novedad reside en que para su correcta aplicación se necesita de un puerto USB, que se conecta a una fuente de alimentación de la red eléctrica. Tal y como ocurre con los cargadores de los teléfonos móviles, que permiten que se pueda prorrogar su funcionamiento al enchufarlo cuantas veces se desee a las tomas eléctricas.

Mata al coronavirus al alcanzar hasta 70 ºC

El funcionamiento de esta mascarilla tan innovadora, que se ha confeccionado en Israel, se rige bajo un mecanismo nada complicado, sin llegar a molestar a los usuarios. Llega a incorporar una capa en su interior, que está compuesta por fibras muy potentes de carbono, que son las que generan que la temperatura se pueda disparar hasta los 70 ºC como nivel máximo. Una medición que es la que produce que al final se pueda terminar con el patógeno, que provoca el coronavirus.

Otra de las aportaciones más relevantes de esta nueva mascarilla consiste en que cuentan con un proceso de desinfección, que dura en torno a treinta minutos. Aunque por el contrario, se advierte a los usuarios que no deben utilizarla bajo ningún aspecto, mientras dura la fase de recarga.

Es decir, cuando está enchufada a la red eléctrica.

Sin llegar a un calentamiento excesivo

Por otra parte, los responsables de este descubrimiento para hacer frente al coronavirus han puesto de manifiesto que las mascarillas desechables no son ni baratas, ni ecológicas. Por lo que abogan por un modelo que sea "reutilizable y respetuoso" con el medio ambiente.

Mientras que por otro lado, advierten que un calentamiento excesivo no es para nada beneficioso, debido a que puede “dañar el papel o la tela de la máscara y estropear su capacidad de protección contra Enfermedades en el futuro".

Uso obligatorio de la mascarilla

Se trata de un nuevo avance para que las personas puedan protegerse en la expansión del coronavirus, ya que es una herramienta necesaria en prácticamente todos los países del mundo.

En este sentido, hay que recordar que el uso de mascarilla es obligatorio en España en espacios públicos por las personas mayores de seis años, siempre y cuando no se pueda garantizar la distancia de seguridad de dos metros.

Por el momento, no está siendo comercializada, aunque los investigadores israelís han anunciado que este proceso estará muy cercano, tras las negociaciones con el sector privado de la sanidad. En especial, para destinarla al segmento de mayor edad, que es el más propenso a la infección de este virus en las vías respiratorias.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!