La ciencia ha dado un vuelco en sus investigaciones para encontrar un tratamiento en el Coronavirus al encontrarse con un aliado que va a sorprender a todos por ser completamente inesperado. Un estudio que se ha realizado esta semana en un importante hospital de París pone de manifiesto que una sustancia presente en el tabaco, con toda seguridad la nicotina, podría estar impidiendo que los pacientes que son fumadores se contagien de Covid-19. El centro de investigación sanitaria, la Pitié-Salpetrière, es uno de los más prestigiosos dentro del ámbito europeo.

Hasta el punto de que coincide con otros ensayos científicos que se han desarrollado en Estados Unidos y la República Popular de China en los que se constate que la incidencia de este peligroso virus es menor entre los fumadores que en aquellas personas que no tienen este hábito en sus costumbres sociales.

Los fumadores sufren menos contagios con la Covid-19

“Encontramos solo un 5% de fumadores entre los enfermos de Covid-19, lo cual es muy bajo”, ha declarado ante los medios de comunicación el profesor de medicina interna Zahir Amoura que ha sido en responsable de desarrollar el estudio mencionado. Ha puesto de manifiesto que la nicotina podría impedir que el virus se potenciase en las células y como consecuencia de este escenario el que la infección pudiese desarrollarse con especial virulencia en las vías respiratorias. Es decir, ejercería como una barrera de protección ante la expansión de la Covid-19.

Mientras que por otra parte, un reciente estudio chino que fue difundido en el pasado mes de marzo en The New England Journal of Medicine llegó a unas conclusiones similares.

Reveló que solo el 12,6% de los infectados por el Covid-19 eran fumadores por el 28% que presentaba la población en general, sobre un análisis realizado sobre 1.000 personas.

Ensayos clínicos con parches de nicotina

Este hallazgo científico ha originado que al final las autoridades sanitarias de Francia hayan decidido aplicar un parche de nicotina a algunos de los afectados por el coronavirus.

Por una parte, al personal médico y sanitario que está a pie del cuidado de los enfermos, y otro lado, a algunos de los pacientes hospitalizados en el país vecino. Con el objetivo de cuantificar y analizar si la inflamación en los pulmones se consigue reducir.

En contradicción con los consejos de la OMS

Por otra parte, este nuevo escenario que se abre en los tratamientos para paliar esta pandemia contrasta con las previsiones que se habían realizado, tan solo hace unas semanas, desde la Organización Mundial de la Salud (OMS). Se advertía que los fumadores estaban mucho más expuestos a ser víctima de la Covid-19. Precisamente por limitar su capacidad respiratoria, a la vez que por el hecho de que los propios cigarrillos podrían estar contaminados antes de su consumo.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!