Ayer la noticia viral del día fue que la comunidad científica había logrado trabajar junta y poner en funcionamiento hasta ocho telescopios en distintas partes del mundo, lo que hizo que la Tierra funcionase como un enorme telescopio y se logró captar un hecho histórico: la primera fotografía de un agujero negro. Pero, nada de esto hubiera sido posible sin el trabajo de Katie Bouman, una joven científica que ha sido la responsable del algoritmo gracias al cual se logró realizar la imagen.

Anuncios
Anuncios

La joven Bouman descubrió el algoritmo mientras estudiaba un posgrado

El algoritmo que desarrolló la joven Katie Bouman fue fundamental para lograr que ayer fuera un día histórico y se lograse captar la primera imagen de un agujero negro. Han pasado más de 200 años desde que el científico John Miller descubrió que existían cuerpos tan densos que no dejaban pasar la luz y hacía tiempo que se asumía que este hecho era verdad, aunque no había imágenes de los mismos.

Katie Bouman es la joven investigadora que está detrás de la primera foto de un agujero negro
Katie Bouman es la joven investigadora que está detrás de la primera foto de un agujero negro

Pero, este miércoles se logró la primera imagen de uno de estos objetos, gracias al trabajo de Katie Bouman. Esta joven informática de 29 años ha sido un miembro fundamental para conseguir la primera imagen de un agujero negro, una imagen que retrató uno de estos cuerpos en medio de la galaxia M87 y que ha logrado ser captada gracias al trabajo por parte de los investigadores que forman parte del Telescopio de Horizonte de Sucesos (el EHT).

Todo se remonta a hace tres años, cuando esta joven estaba realizando un posgrado de ciencias de la Inteligencia Artificial y la Informática, en el prestigioso Instituto de Tecnología de la ciudad de Massachusets, cuando desarrolló un algoritmo que facilitaba la toma de datos arrojados por los ocho telescopios que conforman la EHT y, de esta manera, lograr crear una única imagen.

Anuncios

Su algoritmo se llama CHIRP y fue básico para lograr la imagen de ayer

Este algoritmo fue bautizado como CHIRP (Reconstrucción de la Imagen en Alta-Resolución de forma continua ) y fue fundamental para poder llevar a cabo dicho descubrimiento, sin él, la imagen no habría sido captada y el proyecto hubiera fracasado. El objetivo del trabajo de Bouman era crear distintos algoritmos, que incorporasen suposiciones diversa para poder comprar los resultados que se han ido obtenido por cada uno de los mismos.

Si las pruebas a ciegas coincidían, al ser contrastadas, el trabajo sería un éxito.

Este proyecto ha significado un reto en el mundo de la ciencia sin ningún tipo de precedente por culpa de todos los datos que han necesitado manejar y realizar su análisis. Era tal la información que se manejaba que no podía ser mandada a través de Internet, se utilizaban discos duros.

Haz clic para leer más y mira el vídeo