Emilia Clarke, una de las actrices más importantes de la serie "Juegos de Trono" ha sorprendido a sus seguidores publicando una serie de fotografías que se realizó cuando sufrió dos aneurismas y tuvo que ser operada.

La protagonista de Juego de Tronos reconoció hace unos días que durante el rodaje de la primera temporada de la serie, en el año 2011, sufrió dos aneurismas. Tuvo que ser operada justo cuando terminó el rodaje de la susodicha temporada, cuando solo tenía 24 años de edad.

La actriz sufrió dos aneurismas

Pero, ahora, aprovechando que está a punto de estrenarse la octava y última temporada de la serie de la plataforma HBO, la actriz ha decidido hacer algo especial en las entrevistas que está realizando dentro de la promoción de la serie.

Anuncios

En una de las entrevistas, ha decidió hablar con total sinceridad sobre cómo vivió aquellas operaciones y cómo fue su paso por un hospital. Ha sido durante una entrevista en el programa “CBS Sunday Morning” donde la actriz ha decidido mostrar tres fotografías de la operación a la que tuvo que someterse en el año 2011 y la evolución que tuvo que vivir. También ha publicado estas imágenes en sus redes sociales provocado un gran impacto entre sus seguidores.

La intérprete ha contado que vivía un gran estrés al convertirse en un personaje público tras ponerse en la piel del personaje de Daenerys Targaryenen en la susodicha serie y, finalmente, tuvo que contratar los servicios de un entrenador personal para poder canalizar el susodicho estrés.

Pero, cuando estaba en medio de un entrenamiento en la ciudad de Londres, notó como si una banda elástica estuviera apretando su cerebro y decidió pedir un descanso. La joven, a pesar de sentirse mal, logró llegar hasta el vestuario.

Como la actriz explica, la joven logró llegar al lavabo, se cayó de rodilla y empezó a vomitar de forma violenta lo que le provocó que el dolor fuera a peor. En ese momento, sabía que tenía algún problema en el cerebro.

Tras esto, fue trasladada hasta un centro médico y tras un escáner cerebral, el equipo médico le confirmó que había padecido un aneurisma, que es una ruptura de una arteria en el cerebro que desencadena la muerte de una de cada tres personas que sufre un episodio como este.

Anuncios

La joven vivió este problema de salud en medio del éxito aplastante de Juego de Tronos y cuando los médicos le dijeron a Emilia Clarke, la joven solo tenía una idea en la cabeza; no tenía tiempo para poder hacerlo.

Durante la rehabilitación, tuvo problemas de memoria

La actriz recuerda que durante la rehabilitación que tuvo que pasar le preguntaban su nombre completo -la actriz, realmente se llama Emilia Isobel Euphemia Rose Clarke y no era capaz de recordarlo, lo que le provocaba mucha angustia, ya que es actriz y debe recordar los guiones y ni siquiera era capaz de recordar su nombre.

Estando en el hospital recuperándose de la primera operación, los médicos detectaron que la actriz había sufrido un segundo aneurisma, de menor tamaño, justo en el otro lado del cerebro que podía llegar a reventar en cualquier momento, pero no podían operar a la joven.

A partir de ese momento, la joven empezó a sentirse insegura durante el rodaje de la famosa serie y tuvo que tomar morfina cuando se enfrentaba a las entrevistas de promoción para aguantar el dolor. Además, sentía angustia al pensar que podía haber muerto.

Anuncios

En el 2013, durante un escáner cerebral de control, los médicos descubrieron que su segundo aneurisma había aumentado de tamaño y fue operada. Eso sucedió mientras representaba en Broadway (Nueva York), la obra “Desayuno con Diamantes”.