La muerte de Koko el pasado miércoles 20 de junio, fue anunciada en un comunicado por la Gorilla Foundation. A sus 46 años, la gorila Koko murió durmiendo en su refugio de las montañas de Santa cruz en California, EE.UU. Empatía es la palabra que resaltan la mayoría de los medios al intentar definir lo que significó esta gorila, símbolo de la comunicación entre especies, gracias a su facilidad para utilizar el lenguaje de signos.

En el comunicado que anunciaba su muerte, la fundación ha resaltado como Koko fue capaz de “abrir la mente y el corazón a millones de personas” por su capacidad para usar el lenguaje.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Arqueología

Koko una gorila famosa

Nacida en el zoológico de San Francisco el 4 de julio de 1971, comenzó a trabajar con Francine "Penny" Patterson y también con la experta en lenguaje de señas June Monroe siendo solo un bebé.

Entre biberones y juegos,en solo dos años Koko ya había aprendido 80 palabras.

En 1974, Koko se trasladó con Patterson a la Universidad de Standford. Patterson creo una sociedad sin ánimo de lucro para la preservación de los gorilas y otros primates [VIDEO]llamada Gorilla Foundation, que está centrada en la investigación de la comunicación entre especies. Koko continuó aprendiendo y llegó a conocer más de 1000 palabras con las que no solo expresaba sus deseos sino también sus emociones y sentimientos.

Dos portadas en la revista National Geographic son solo una pequeña muestra de la fama que Koko alcanzó. En una de ellas se mostraba tomándose una foto a sí misma. En la otra, posaba junto al gatito al que ella misma llamó All Ball que había elegido como regalo de cumpleaños. La tristeza que mostró cuando Patterson tuvo que comunicarle que el gatito había muerto también dio la vuelta al mundo, las palabras exactas que empleó la gorila fueron “gato", "llanto" y "tengo pesar".

El difunto actor Robin Willians y Flea el bajista de los Red Hot Chili Peppers fueron algunos de los famosos que se reunieron, jugaron y conversaron con Koko.

Los mensajes de condolencia por su muerte han sido numerosos en las redes sociales.

La labor de la Gorilla Foundation continúa

La Gorilla Foundation se encarga de mostrarnos que los gorilas son más similares a nosotros como especie de lo que pensamos, de hecho compartimos entre un 95 y un 98% del código genético y que todos los gorilas son Koko, en el sentido de que tienen la capacidad de aprender un lenguaje para expresar lo que sienten al ser humano y contribuyen así a enriquecer nuestra existencia.

Sin embargo, la caza furtiva ha colocado a estos fantásticos animales [VIDEO]al borde de la extinción.