Jacinto Convit nació en Caracas, el 11 de septiembre de 1913 y fue un destacado médico y científico reconocido por desarrollar la vacuna contra la lepra o enfermedad de Hansen. Recibió múltiples premios y condecoraciones a nivel nacional e internacional por sus aportes a la ciencia siendo nominado al Premio Nobel de Medicina en el año 1988.

Su formación académica

Cursó estudios de Medicina de la Universidad Central de Venezuela donde obtuvo el título de Doctor en Ciencias Médicas en el año 1938 y realizó una especialización en dermatología en los Estados Unidos de Norteamérica. Realizó sus estudios de bachillerato en el Liceo La Guaira, ahora llamado Liceo "Andrés Bello", fue un destacado alumno de Don Rómulo Gallegos, notable escritor y presidente de Venezuela.

La lucha contra la lepra

En el Leprocomio de Cabo Blanco, ubicado en el estado Vargas, Venezuela, dedicó sus esfuerzos al tratamiento clínico de la lepra, experiencia que le permitió compartir información con especialistas extranjeros, en diversos congresos internacionales de la especialidad.

Convit desarrolló la vacuna contra la lepra o enfermedad de Hansen, logró por el cual se le otorgó el Premio Príncipe de Asturias a la Investigación científica y Técnica en el año 1987 y fue postulado al el Premio Nobel de Medicina en 1988.

Ejerció funciones docentes y asistenciales en el Hospital Vargas de Caracas, siendo designado como jefe de Clínica Dermatológica en 1950.

Vacuna contra el cáncer

Convit realizó los primeros estudios sobre una propuesta de inmunoterapia para la prevención del cáncer mamario y cáncer colon, estómago y cerebro.

En sus experimentos logró disminuir las neoplasias en ratones y aumentar la sobrevida.

Trabajó induciendo células tumorales en ratones hembras, utilizando como control positivo un grupo experimental al cual le administró la vacuna en evaluación a fin de evaluar la respuesta inmune celular ante los antígenos tumorales, obteniendo resultados satisfactorios en las pruebas iniciales.

Aunque para la fecha no es posible determinar la fecha para contar con una vacuna disponible para su administración en humanos, estos resultados constituyen un paso importante en el camino para alcanzar la prevención de esta terrible enfermedad.

Su legado a la humanidad

A la edad de 100 años en su Caracas Venezuela, el insigne doctor Jacinto Convit falleció de causas naturales en la mañana del 12 de mayo de 2014, siéndole concedida post mortem la orden “Libertadores de Venezuela” en su primera clase.

El legado de este ilustre venezolano está impregnado de dedicación y humildad, además de sus grandes aportes a la ciencia médica en cuanto a la prevención de varias Enfermedades infecciosas y el cáncer.

Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!