La temporada de hibernación de los osos Pirineo, ha llegado a su fin. Así pudo confirmarlo el grupo de investigadores que le hizo seguimiento a la especie, a través de un proyecto que lleva por nombre Piroslife. Según los reportes, los osos pardos que habitan específicamente en el Pirineo, están saliendo de sus cuevas. El equipo logró capturar las imágenes en las que se muestra a estos ejemplares.

Las fotografías realizadas, resaltan por ser los primeros retratos que demuestran que los osos pardos que viven en el Pirineo, se encuentran en el exterior de sus cuevas. Este hecho es el que confirma que finalmente el periodo de hibernación de la especie ha culminado.

Lo que significa también, que ya pueden ser observados los osos pardos en la cordillera montañosa que se ubica al norte de la Península Ibérica, especialmente recorriendo España, Francia y Andorra.

Recopilación audiovisual

Las autoridades que figuran en el departamento del Territorio, resaltan que no solo se capturaron imágenes fotográficas. El equipo que hace seguimiento a estas valiosas especies, también capturó algunos vídeos que revelan claramente a una hembra que se pasea por los Pirineos, junto a sus cachorros que están en un periodo del segundo año. El lugar donde fueron observados fue en un fragmento del Parque Natural que lleva por nombre Alt Pirineu.

Este mamífero se diferencia de los demás por tener una hibernación poco profunda.

En cambio, las marmotas y los lirones son todo lo contrario. Los osos pardos que viven en el Pirineo tienen la capacidad de reducir su propio ritmo respiratorio. Por otro lado, también reducen los latidos del corazón. No obstante, durante la etapa de hibernación suelen despertar varias veces.

Etapa de hibernación

La etapa de hibernación de los osos pardos del Pirineo coincide con el periodo de frío, donde la nieve abunda y hay mayor escasez de alimento. El tiempo de hibernación usualmente transcurre entre los últimos días del mes de noviembre y finales del mes de marzo. Por eso estos días del mes de abril suelen ser los días en el que osos comienzan a salir de sus cuevas.

Durante este periodo estos Animales necesitan tener mucho calor.

Es por este motivo que para poder sobrevivir a la fuerte temporada de frío, el resto del año los osos suelen ir acumulando grasa. De esta manera pueden contar con suficientes reservas que finalmente puedan garantizar que estos animales logren sobrevivir. Luego de esto, el comportamiento usual de estos osos es irse a encerrar en cavernas que se ubican en los lugares más aislados de los seres humanos y de difícil acceso.

Si los osos no logran recopilar la cantidad de grasa requerida, estos animales no podrían terminar la temporada de hibernación con vida. Durante este periodo, es muy común verlos perder aproximadamente un tercio del peso.

Finalmente, al subir las temperaturas y cuando la nieve se ha derretido, se comienzan a evidenciar los primeros movimientos de los osos, fuera de sus cuevas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!