Sólo hay que echar un ojo a la fotografía adjuntada como principal en esta entrada y que pueden ampliar pinchando sobre la misma para darse cuenta de la magnitud y la trascendencia que ha tenido el someterse a la última de las "dietas milagro" en hacer aparición pública en la vida de la presentadora de #Sálvame, Carlota Corredera.

Nada más y nada menos que 63 kilos de diferencia entre la imagen de la izquierda y la de la derecha,que le llevaron a perder más de 50 kilos en solo un año y que, en el acumulado total, le han llevado a acercarse a unos 65 a los que sobrepasará durante este verano, salvo que que finalmente la conductora de Telecinco decida pararse, toda vez, asegura, se encuentra más que feliz con su nueva imagen.

Anuncios
Anuncios

Una #DIETA de la que se sabe muy poco y que recibe el nombre de Pronocal, y que promete en sus anuncios supondrá una rebaja de entre seis y ocho kilos a los que decidan someterse con disciplina a este método que, al menos en Carlota, parece haber funcionado a las mil maravillas.

Aunque cada caso es diferente, cuentan nuestros compañeros de 'El Español' que se trata de sustituir comidas por distintos productos, empezándose por unos cinco productos semanales que tienen un coste de unos 120 euros. Cantidad a la que hay que agregar el precio de cada una de las consultas a los especialistas que dirigen estas dietas 'radicales' y que ronda los cien euros.

Un tratamiento que consta de unas seis fases y en las que los alimentos se relevan por distintos productos altos en proteínas y complejos vitamínicos que, poco a poco, se van sustituyendo por la ingesta de fruta y verdura que es, a la postre, lo que más acabará consumiendo un paciente durante su proceso de bajada de peso.

Anuncios

50 kilos menos en un año

Un cambio de vida radical que culmina, en la última fase de esta dieta, y en la que se encuentra Corredera, con la adopción de una dieta alta en fruta y verdura y baja en grasas y azúcares que, es aconsejable, combinar con la realización de ejercicio físico para aumentar la velocidad de la bajada de peso y situarse en cotas como las alcanzadas por la presentadora de Mediaset España.

Más allá del esfuerzo físico y psicológico que supone cambiar radicalmente de estilo de vida, también hay que agregar el económico, dado que según el diario citado anteriormente Carlota habría tenido que invertir hasta 6.240 euros en productos durante el último año, y otros cientos en visitas médicas. Perder peso, no sale gratis.