Una demanda excesiva de dulces, especialmente si lo que más deseamos son dulces "panificados" (es decir, tortas, napolitanas u otros productos que combinen azúcar con harinas refinadas) podrían ser síntoma de un exceso de cándidas en el intestino. 

Las cándidas son hongos que habitan nuestro aparato digestivo y también pueden formar parte de la flora vaginal. Se encuentran en estado "latente" en forma de levadura no patógena hasta que un exceso de cándidas unido a un sistema inmunitario debilitado, convierte a la cándida en un microorganismo llamado "micelar"  que desarrolla una especie de raíces llamadas pseudohifas que se entrelazan entre sí perforando las células epiteliales y destruyendo así el tejido epitelial.

Anuncios
Anuncios

Hay muchos tipos de cándidas, siendo la más común y conocida, la cándida albicans que es la que produce malestar en la zona vaginal (no siendo la única). 

Las cándidas se alimentan de los azúcares y por eso, una población excesiva provoca que el organismo sienta una mejora momentánea en el consumo de azúcares aunque desgraciadamente esto provoca mayor proliferación de cándidas. También es ésa la razón por la que los diabéticos son más propensos a sufrir infecciones por cándidas, al disponer de mayor cantidad de glucosa en sangre. 

¿Por qué como dulce durante la menstruación?

Los estrógenos mantienen a raya las cándidas pero cuando se produce una bajada de estrógenos a causa del ciclo menstrual o de la menopausia, las cándidas proliferan con menos barreras. Esto podría explicar la razón por la que unos días antes de la menstruación se sufre candidiasis vaginal repetitiva o también las ganas de dulce en esta época así como la subida de peso en la menopausia.  

Por otro lado, la sangre menstrual también alcaliniza la vagina provocando que la cándida prospere.

Anuncios

Causa muchas dolencias

La candidiasis es razón de muchas dolencias. Algunos casos de depresión y ansiedad están íntimamente ligadas a la candidiasis así como la fibromialgia, afecciones en el tiroides, psicosis infantil, síndrome de fatiga crónica, Alzehimer, esquizofrenia, migrañas etc. 

La proliferación de las cándidas puede deberse a muchos factores pero entre los más importantes está el hecho de tener deprimido el sistema inmunitario después de tratamientos médicos como antibióticos o quimioterapia o al tener una bajada de defensas por cualquier otro motivo. Un desequilibrio hormonal también puede ser causa de candidiasis (es notable especialmente en el caso de mujeres embarazadas) y la diabetes, como hemos indicado antes, también es un causante de esta dolencia. 

Cómo eliminarlas:

Las cándidas se eliminan a través de medicamentos o sustancias anfifúngicas (los aceites esenciales de bastantes plantas como el orégano, el romero o el árbol del té tienen esa acción) y suelen utilizarse para tratar esta afección. 

Por otro lado, la ingesta de fermentos lácticos es una buena táctica para mantener a raya la cándida ya que compite con estos hongos no sólo por el espacio sino también por el alimento.  #Enfermedades #Alimentos #Calidad de vida