Anuncios
Anuncios
2

A lo largo de todos estos años la medicina ha ido avanzando, así como la manera de tratar ciertos traumas o ayudar a los niños con necesidades especiales, ciertas enfermedades, e incluso, a personas mayores. Se están logrando altas expectativas y grandes logros con estas terapias alternativas, las terapias con animales.

Murcia se pone las pilas en sanidad

Recientemente, un grupo de expertos que ha desarrollado el proyecto "El doctor Guau", haciendo con ello que el hospital murciano de la región, una vez más nos maraville con sus cambios y avances en el campo de la sanidad y el trato al paciente.

Dos grandes doctores a cuatro patas

¿Quiénes son los doctores? Los protagonistas de este proyecto son Miah y Toy, dos perritos, especialmente entrenados para este tipo de tratamientos, para hacer caso a médicos y sanitarios.

Anuncios

No son meras mascotas, ni perritos de compañía, son un refuerzo para afrontar el problema a tratar. De la mano del Equipo Aulas hospitalarias, quienes han llevado a cabo la iniciativa que ya se va viendo en otras ciudades de España.

Está demostrado que al abrazar a un animal, o tenerlo cerca contribuye a bajar la presión arterial y nos da una sensación de confort, tranquilidad.

Plan terapeútico

El plan que se ha elaborado y que están aprendiendo los sanitarios, es que se produzca una unión entre el paciente y el perro; se trabajarán con niños de 3 a 17 años, iniciándose en los próximos meses con grandes espectativas de triunfo.

Esta unión, con ella se quiere llegar a aliviar e interceder en diversos planos del paciente:

  • Física
  • Cognitiva
  • Emocional
  • Social
  • Y para motivarlos a relacionarse con su entorno

Se está pensando en conseguir una mejora en la vida de estos pacientes, ayudarlos a superar traumas hospitalarios; tratando áreas como la psiquiatría, la neurología, rehabilitación física, mental, oncología e incluso, enfermedades crónicas.

Anuncios

En otros trastornos adolescentes

Además, van a trabajar con el hospital Reina Sofía de Murcia, donde se encuentra el centro de trastornos alimenticios, con pacientes que tengan trastornos alimenticios. Se cree un refuerzo positivo que traten con la comida con el perro, la felicidad que refleja a la hora de comer lo que se le ofrece, tener una unión con un recuerdo positivo de lo que es comer, para superar ese miedo en cuanto a la anorexia e incluso, bulimia; reforzado con la tranquilidad y ternura que nos transmite el perro, bajando los niveles de ansiedad que se suelen tener en trastornos compulsivos como éstos.

Conclusión final

Se puede decir que poco a poco se va avanzando, no teniendo en cuenta únicamente la farmacología, el hecho de interactuar con los animales y estimular nuestro entorno, tiene un efecto tan positivo o más que únicamente con tratamiento farmacológico. Un pasito más para la región de Murcia, y para sus sanitarios, que están revolucionados con estos dos angelitos a cuatro patas. Habrá que esperar a nuevas noticias de cómo lo van haciendo. #sanidad #terapia #pediatría