‘Canción de barrio’ es el nombre del documental realizado durante dos años por el director Alejandro Ramírez Anderson. Un trabajo que recorre la gira por Cuba que está realizando el músico Silvio Rodríguez. Han sido 34 los conciertos recogidos en este documental, aunque podrían grabar una segunda parte, ya que la gira ha continuado: llevan 73 conciertos y seis años de gira.

Pero no es un documental específicamente sobre #Música. Los temas del artista cubano son la columna vertebral que va recorriendo y ejemplificando la vida en barrios periféricos de La Habana. Es un trabajo sobre la situación de pobreza y marginalidad de estas zonas de Cuba, así como de la necesidad de llevar el arte hasta estas zonas que, de otro modo, no podrían o les resultaría muy complicado acceder a la música.

Anuncios
Anuncios

El cantante recuerda los cines móvil y ballets ambulantes que siendo él un niño le permitieron tener su primer contacto con la cultura. Él ha querido devolverle lo mismo a su pueblo y llevar su música a lugares en los que las condiciones de vida son pésimas. Conciertos totalmente gratuitos en los que es el músico quien corre con los gastos.

Son estos momentos musicales los que recorre el documental de Ramírez, pero va además más allá. Ofrece una perspectiva integral de lo que sucede en estos barrios, con entrevistas tanto a vecinos como a miembros del equipo artístico. Voces que se aúnan para servir de denuncia a una situación insostenible, la de una realidad que el autor conocía bien, pues se ha criado en uno de esos barrios, Alamar, al este de la Habana.

“Me interesa hacer documentales sobre la personas invisibilizadas, huir de la situación oficialista”, explica Alejandro Ramírez, que analiza en su trabajo cómo están viviendo estas personas, situaciones en las que carecen de una vivienda digna o de necesidades básicas como el agua.

Anuncios

“Es un documental sobre las motivaciones que dieron origen a esta gira”, concreta. “La situación de estos barrios no era una situación novedosa para mí, siempre ha habido barrios conflictivos, pero sí fue una novedad el comprobar que la situación estaba tan generalizada y extendida, que hubiera tantos barrios en estas condiciones”.  

Estas son razones por las que es necesario acercar “la cultura y las posibilidades de entretenimiento” a estos barrios. “Como dijo Silvio, la cultura cubana al inicio de la revolución se encargó de esto, había este espíritu, pero se dejó de hacer con la crisis y el periodo especial de los años noventa, cuando escaseaban los recursos. Esta gira viene a constituir uno de los fenómenos culturales más completos porque renueva este espíritu, con Silvio a la cabeza, y con la participación de músicos invitados en cada recital".

El músico por su parte ha reconocido que no es una Cuba que desconocieran, sino que por el contrario, puesto que la tenían muy presente, han querido acercarse a ella.

Anuncios

“Luchamos con nuestras propias miserias en nuestro propio país porque es lo que siempre he hecho y sigo haciendo”, reconoce Silvio Rodríguez.