Cuando llega Nochevieja estamos deseando eliminar todas las cosas negativas que tuvimos que vivir en el año que termina y nos llenamos de entusiasmo ante nuevos proyectos y deseos. Es la noche en que más rituales se ponen en práctica tanto por personas que creen en la magia y la energía positiva como por las que no, pero que por si acaso también ponen alguno en práctica.

Los rituales no son más que formas externas que nos ayudan a centrarnos en aquello que queremos conseguir y a poner en marcha la ley de la atracción necesaria para poder encontrar el camino que nos permita cumplir esos deseos.

Ritual de Fin de Año para atraer el amor

Unta 8 velas amarillas con un poco de miel y colócalas sobre un plato en círculo.

Anuncios
Anuncios

Sobre las diez de la noche enciéndelas visualizando mientras lo haces el amor que quieres llegue a tu vida o una mayor unión con el que ya tienes. Déjalas arder por completo y ya en la mañana del primer día del año coloca la cera en una bolsita amarilla. Guarda la bolsita en el cajón de tu ropa íntima como un amuleto.

El próximo Fin de Año, deberás echar esa cera a la chimenea o barbacoa y hacer un nuevo ritual con otras 8 velas amarillas. Puedes repetirlo tantos años como quieras.

Ritual de Fin de Año para atraer la prosperidad

En la mesa de tu cena ese día no debe falta el color rojo y el dorado. Pueden ser platos, copas, servilletas, velas… los dos colores son los utilizados en Feng Shui para atraer la abundancia. Debajo de cada plato debes colocar 8 monedas doradas, no importa la procedencia o el valor pero sí que sean doradas.

Anuncios

Igualmente puedes utilizar si puedes conseguirlas las monedas chinas de Feng Shui. El 8 es considerado un número de máxima suerte en este arte milenario.

Las monedas debes lavarlas previamente con agua mineral y sal para eliminar cualquier energía residual y secarlas cuidadosamente. Acabada la cena obsequia tus invitados con las monedas que deberán guardar en una bolsita dorada bajo el colchón de su cama en la parte dónde apoyan la cabeza. Este ritual es para la abundancia, el trabajo y la prosperidad.

Desde la antigüedad se cree que la noche de Fin de Año se abre un portal entre nuestro mundo y el mágico y por ello los rituales son mucho más efectivos. Lo importante es rodearse de personas queridas con las que brindar por el Nuevo Año y encararlo con toda la energía positiva para que el universo nos la devuelva aumentada. ¡Feliz 2016 y que todos tus deseos se hagan realidad!

 

 

  #Navidad