El Ejército #nazi ocupó Kiev el 19 de septiembre de 1941. Miles de prisioneros de guerra liberados llegaron a la ciudad en los meses posteriores. Lo peor de todo fue que no se les permitía ni vivir en casas, ni trabajar. Sin opción alguna, estaban destinados a la mendicidad y a la miseria. Entre todos aquellos soldados de caras 'desnutridas', se encontraba Nikolai Trusevich, el portero del Dinamo de Kiev.

Trusevich era el ídolo de un panadero alemán, Josef Kordik, quien no tardó en reconocerlo nada más verlo. ¡Incluso se saltó la ley y lo contrató! Ya más tarde le pidió que encontrara a sus compañeros, a los que poco a poco iría ocupando en la panadería.

Anuncios
Anuncios

Tal fue el caso, que en dicha panadería llegarían otros tres futbolistas del Lokomotiv. Fue así como nació el FC Start.

A pesar de estar hambrientos y 'esqueléticos', y tras haber trabajado de noche, consiguieron vencer en su primer partido 7-2 en junio de 1942. Después ganarían a un equipo húngaro 6-2. Más tarde le metieron 11 goles a un equipo rumano. Pero la cosa se puso un pelín seria cuando le metieron un 6-0 a un equipo del ejército alemán. Por ello, los alemanes prepararon el Flakelf, un equipo formado por miembros de la Luftwaffe. A pesar del juego sucio por parte de los alemanes, el FC Start ganó 5-1. La revancha de dicho partido se jugaría en el estadio Zénit (hoy en día Start Stadium). Dicho día llegó y un oficial de la SS (el árbitro) entró en el vestuario ucraniano y en idioma ruso dijo a los jugadores que saludaran con el brazo en alto a Hitler.

Anuncios

Una vez los jugadores con camisera roja y pantalón blanco ya estaban en el campo, alzaron el brazo, pero se lo llevaron al pecho y gritaron "¡Fizculthura!" (¡Viva la cultura física!) en lugar del forzoso "¡Heil Hitler!".

El partido de aquel 9 de agosto comenzó con gol de los alemanes (tras darle una patada en la cabeza a Trusevych), pero llegaría al descanso con una remontada del FC Start por 2-1 con goles de Kuzmenko (de tiro libre) y de Goncharenko (tras bailar a toda la defensa alemana). En el descanso, otro de los oficiales alemanes visitaron el vestuario de los locales para avisarles de las terribles consecuencias si llegaran a ganar.

Intrépidos, los ucranianos salieron al campo y ganaron 5-3. Al final del partido, el defensor del FC Start, Klimenko, regateó a la defensa y al portero del Flakelf, llegó hasta la línea de gol, y en lugar de marcar el gol, se dio la vuelta y lanzó el balón hacia el centro del campo. El árbitro pitó el final del partido antes de los 90 minutos. El orgullo alemán quedó por los suelos.

Anuncios

La ovación para los jugadores del FC Start fue 'atronadora'. Eberhardt, comandante de ocupación alemán, fue insultado y abandonó el estadio avergonzado.

Nada pasó al terminar dicho encuentro, pero a la semana siguiente, el FC Start jugaría contra Rukh. Ganó por 8-0, y ya le tocaba pagar caro la humillación nazi. La famosa panadería fue visitada por la Gestapo tras el partido y por pertenecer a la NKVD (órgano represor de Stalin), arrestaron a varios jugadores. Uno de ellos, Mykola Korotkykh, murió torturado. El resto fueron enviados al campo de trabajo de Sirets, donde Trusevich, Kuzmenko y Klymenko serían ejecutados en febrero de 1943. De los demás no se supo nada. Sólo se sabe que son y serán héroes de su patria. ¡Por ganar, sabiendo que morirían! #Partido de la Muerte #Fútbol

Jugadores del FC Start

  • Georgy Timofeyev
  • Mykola Trusevych
  • Ivan Kuzmenko
  • Pavel Komarov
  • Alexei Klimenko
  • Nikolai Korotkykh
  • Vasily Sukharev
  • Feodor Tyutchev
  • Makar Goncharenko
  • Milkhail Mielnizhuk