En la memoria de muchos todavía está la denuncia que se cursó contra la monja conocida como sor María, hace siete años ya. Esto fue el desencadenante para las primeras investigaciones judiciales de los casos de bebés robados en España.

El fallecimiento de la única monja imputada por el caso de los bebés robados, supuso el archivo de la causa en 2013. Las familias que llevaban tanto tiempo luchando por encontrar a sus hijos robados se sentían decepcionadas y desamparadas. Fue en 2016 cuando una jueza se propuso llevar a juicio al doctor Eduardo Vela; un ginecólogo de 85 años que, supuestamente, junto con la fallecida sor María organizaron una red de tráfico de recién nacidos en la Clínica San Ramón, en Madrid.

Será este martes cuando el ginecólogo sea juzgado por el robo de la bebé Inés Madrigal, en 1969. El juicio tendrá lugar en la Audiencia Provincial de Madrid y la Fiscalía pide para él 11 años de prisión. La denunciante, Inés Madrigal, espera que el juicio consiga que "muchas denuncias congeladas salgan adelante", y que así se vea el drama que muchas madres, hijas y familias que como ella sufren.

En estos casos tan dramáticos, hay dos principales obstáculos para la justicia: el paso del tiempo, pues es hace casi imposible encontrar testigos vivos que recuerden lo ocurrido, y la dificultad para acceder a los archivos de la administración y los hospitales.

La lucha de las familias

Actualmente, hay muchas plataformas y asociaciones que luchan por identificar a los culpables de la separación de familias y así intentar que estos actos queden impunes.

Antonio Barroso, presidente de Anadir (Asociación Nacional de Afectados por Adopciones Irregulares), ha declarado: "Que se celebre el primer juicio en España es algo positivo y nos abre una puerta a la esperanza. Esperemos que a partir de ahora la cosa cambie y se haga justicia". Barroso calcula que en torno a 30.000 Niños podrían haber sido separados de sus familias al nacer dados en falsa adopción, fenómeno que se remonta a los inicios de la Guerra Civil, marcando una de las páginas más negras de nuestra historia contemporánea.

La comparecencia del doctor Vela, sin confirmar

Fuentes judiciales han afirmado a la agencia Efe que la comparecencia de Eduardo Vela todavía está en el aire, debido a la nueva estrategia presentada por el doctor.

El acusado ha pedido un examen forense con la intención de acreditar una enfermedad degenerativa y así aplazar el juicio indefinidamente.

Las familias afectadas ya temen que ocurra lo mismo que con sor María.

La Fiscalía actualmente le imputa los delitos de sustracción de menor de siete años, suposición de parto cometido por facultativo, y uno de falsedad documental; además de exigir una indemnización a Inés Madrigal de 350.000€.

Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!