Algunos terrenos no resisten mucho peso. El nivel donde puede haber roca o suelo firme está a mucha profundidad. En estos casos las fundaciones o cimientos no pueden ser directas ni superficiales. Esta condición por lo general se conoce en detalle al hacer un estudio de suelo [VIDEO].

La resistencia de un suelo [VIDEO] o terreno por lo general debería ser lo suficiente para que una construcción no se hunda. En muchos casos ya se ha comprado el terreno o la ubicación es perfecta de manera que vale la pena recurrir a varios métodos para construir en terrenos que no son firmes aunque sean técnicas costosas.

Excavación en terrenos y el uso de pilotes

Una técnica muy usada es realizar una excavación en el terreno donde el volumen de la tierra que se extraiga sea igual o superior al peso de la construcción que se quiere construir.

Luego al construir dentro de esa excavación sobre una losa de fundación o cimiento, el peso de la estructura prácticamente al ser igual o inferior al de la tierra que estaba allí no se hunde ya que el suelo estaba compactado y siempre estuvo soportando ese peso.

Otro método usado en la mayoría de las construcciones es clavar o enterrar pilotes. Estos son de concreto armado y tienen forma de un cilindro. Son como columnas que van enterradas y su función es que el peso de la construcción a realizar puede descansar en roca firme profunda. La longitud de estos es variada y dependerá del estudio de suelo. El ingeniero de suelos recomendará cuantos pilotes son necesarios y la ubicación de los mismos mediante coordenadas topográficas. También el plano de detalles especifica el diámetro, la armadura de acero y la resistencia del concreto, así como la longitud del mismo.

Algunos pilotes pueden ser clavados o hincados, pero la mayoría son construidos en el sitio. Con máquinas perforadoras se abre un hueco en el terreno y usando ciertos materiales como el lodo bentonítico se sostienen las paredes del hueco que se está excavando. También se usan camisas en forma de tubos metálicos que impiden que se derrumben las paredes del hueco, sin embargo existen varias maneras de hacer el encofrado. Luego de estos procesos se coloca la armadura de acero y posteriormente el concreto.

Todas estas soluciones son costosas, pero hay circunstancias donde es inevitable realizarlas. Por ejemplo un edificio en la ciudad. Normalmente hay pocas opciones en cuanto a terrenos disponibles y si el único que hay para construir requiere pilotes, seguro que los inversionistas lo harán.