Estar de moda nunca ha sido tan sencillo como en la actualidad, atrás quedó el pasar desapercibidos y llamar la atención nos atrae cada vez más, priman en las calles los estilos estrambóticos, exuberantes y la multiculturalidad de etnias nunca ha estado tan patente. Nos estimula lo diferente y vestirnos bajo patrones individualizados y propios se ha convertido en una moda. Sin duda, la variedad estilística ha sido la verdadera tendencia del 2017. Pese a esto, también han surgido una serie de prendas que han podido horrorizarnos o servirnos como complemento estético a nuestra personalidad tales como los pantalones rotos, las medias de rejilla o las sudaderas oversize.

Una vez finalizado el 2017 toca dejar paso al 2018 y recibirlo con los brazos abiertos para “abrazar o estrangular” a las nuevas tendencias que pretenden imponerse en la sociedad.

“La glittermanía, los tejidos brilli-brillie y el highlight and the shimmer"

¡El brillo está de moda! Atrás quedó el mate y los colores tenues, toca dejar paso a esta nueva moda que consiste en aplicar brillantina [VIDEO]y todo tipo de destellos estéticos a prendas, rasgos faciales, barbas y demás elementos para dotarlos de una dosis de esplendor.

Cada vez más firmas apuestan por esta tendencia en auge cuyo origen se remonta al teatro y ha calado de lleno en la moda underground. Dentro del mundo del maquillaje se ha convertido en un elemento indispensable que pretende deslumbrar todas las facciones al estar presente tanto en coloretes, como en sombras y hasta en labiales.

Vídeos destacados del día

Sin estar tampoco la moda exenta de esta novedad, confeccionando cada vez más, prendas de lentejuelas, con strasses y purpurina o de cuero y vinilo complementadas con perlas, joyas, cadenas y demás accesorios.

“Fake freckles o pecas artificiales"

¡Lo vintage está de moda! Vuelve para quedarse esta moda del 2015 que consiste en crear pecas en nuestras mejillas para dotarlas de nuevo de un aire juvenil y fresco. Sin duda lo mejor de esta temporada es la de abrazar todos aquellos clichés y complejos que en un pasado nos atormentaron y exteriorizarlos a modo de empoderamiento personal haciendo del “defecto ético-social” no sólo una virtud, sino una tendencia estética siendo el cada vez más a menudo el normalizar y presumir de estrías, la no-depilación, celulitis y demás tabús desfasados. Estos “freckles looks” pueden lograrse mediante procedimientos más caseros, dibujando las manchas con cepillos de dientes o lápices de ojos marrón-ceniza sobre correctores oscuros o bases en polvo o de manera más perfeccionada con las plantillas de Remy Brickstone.

“Piercings en las uñas, microdermals y maquillajes de formas geométricas" [VIDEO]

Otra tendencia que pretende arrasar este año es la de adornarnos con elementos llamativos que generen expectación. Atrás quedaron los típicos accesorios que todo el mundo llevaba para dejar paso al ensalzamiento de partes del cuerpo a las que en un pasado no se les otorgaba mucha importancia como las uñas, las cejas, las manos, las axilas y los pies cada vez más inusuales mediante tintes sintéticos, pendientes, tatuajes y elementos estéticos.

Otra rutina que se popularizará en 2018 será la de exagerar los ojos a través de maquillajes geométricos con eyeliners triangulares, delineados angulares, o sombreados policromáticos al más puro estilo David Bowie.