El Ulstein SX190, es el primer buque de apoyo a la construcción alimentado en su totalidad por hidrógeno, cuenta con una celda de potencia combustible Nedstack que le permite hacer trayectos en alta mar durante dos semanas sin emitir emisiones contaminantes. Esta nueva metodología supone un cambio importante al reducir el impacto ambiental en los proyectos en alta mar. El Ulstein SX190 estará listo para su uso en los próximos 3 años, es decir en 2022.

Primer buque de apoyo de emisión cero

El buque de apoyo a la construcción SX190 Zero Emission DP2 es el primer buque en implementar el hidrógeno como fuerza motora en operaciones de gran envergadura en alta mar.

Tore Ulstein, subdirector de la empresa Ulstein comenta que "con este recipiente alimentado con hidrógeno, aspiramos a futuras operaciones de emisiones cero de larga duración", y añade que las "pruebas en el mar de un nuevo Ulstein SX190 Zero Emission podrían ocurrir tan pronto como en 2022". El Ulstein SX190 utiliza tecnología testada y que una vez en operaciones recurrentes en alta mar, permitirá reducir el fuerte impacto que los transportes en mar causan en el medio ambiente.

El proyecto del buque de emisiones cero en desarrollo

Con las innovaciones actuales y la tecnología de la que dispone el Ulstein SX190, es capaz de funcionar 4 días en emisión cero. No obstante, los ingerieros noruegos detrás de este proyecto, cuentan con el avance de tecnologías que permitan al buque conseguir una duración de hasta dos semanas de emisiones cero.

En caso de necesidad de hacer uso del buque en términos de larga duración, también dispone de un motor diesel-eléctrico con bajo contenido de azufre para operaciones de mayor extensión.

¿Cómo funciona el Ulstein SX190?

El buque Ulstein SX190 se basa en las celdas de combustible PEM, unas membranas de combustible de Intercambio de Protones, las cuales se encuentran en una sala de máquinas separada.

Estas celdas de combustible, PEM, transforman el hidrógeno y el aire en energía eléctrica. Lo más interesante de este proceso es que no produce ninguna emisión nociva para el medio ambiente.

Los sistemas de celdas Nedstack, de las que el buque hace gala, han sido testadas, ahora han tenido que ser rediseñadas para la industria marítima.

En el caso del buque SX190, las PEM que son fomento del hidrógeno se almacenan en recipientes a presión, estos contenedores son de fácil acceso y almacenamiento, lo que permite una estructura más flexible y con mayor operatividad en todo el mundo.

La innovadora idea de utilizar el hidrógeno como combustible, ha sido considerada este último años por el DNV GL como uno de los cinco combustibles alternativos más prometedores por el transporte marítimo. Un paso más cerca de hacer un mundo más sostenible, que sea respetuoso con el medio ambiente.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!