La compañía norteamericana presentó un recurso con el cual busca apelar a la multa impuesta por la UE de 5.051 millones de dólares impuesta en el mes de julio por violar las normas de competencia.

Sanción por abuso de dominio.

En julio de 2018 la Comisión Europea impuso una sanción a la empresa estadounidense por obligar a usar su sistema operativo y así reafirmar su dominio frente a la competencia. Para ese mismo mes se acusó a Google de aprovechar la fama de su sistema operativo Android en sus dispositivos para promover el uso de su propio buscador excluyendo a sus rivales.

La acusación se basa en tres condiciones que según la UE Google ha impuesto sobre los fabricantes, entre ellas están: obligar a los fabricantes a instalar su navegador (Google Chrome), que no les sea posible instalar un motor de búsqueda ajeno a Google y realizar pagos a fabricantes específicos a cambio de la preinstalación exclusiva de Google Search.

De momento, la compañía deberá finiquitar dicha práctica para el mes de noviembre, de lo contrario tendrá que enfrentarse a nuevas sanciones equivalentes al 5% de los ingresos diarios de la Alphabet, la sede principal de Google durante cada jornada incumplida.

Lo que daría luz verde a que los fabricantes para que puedan ofrecer a los usuarios herramientas y apps propias e incluso instalar versiones de Android modificadas.

Sin medidas cautelares.

A pesar de haber tomado la decisión de apelar a la multa, el gigante de los buscadores no exigirá medidas cautelares para suspender la sanción la cual obliga a la compañía a finalizar las prácticas monopolistas que ocasionaron la imposición de dicha sanción.

Luego de darse a conocer la sanción Sundai Pichai CEO de Google publicó un comunicado en defensa de la compañía en el que alega que los fabricantes “no deben incluir sus servicios y tienen elección si así lo desean” pudiendo incluir aplicaciones de la competencia, afirmando que de no ser así habría “un desequilibrio del ecosistema del androide”.

Trump apoya a Android

El mandatario estadounidense Donald Trump publicó una crítica en su cuenta de Twitter en apoyo Google por la sanción impuesta por la UE en julio de 2018.

Según el presidente Trump la UE se "aprovecha" de los Estados Unidos, pero advirtió que "No por mucho tiempo".

Además, a esa suma multimillonaria se suman los casi 2.500 millones de euros que el ejecutivo impuso a la compañía para julio de 2017 por favorecer su lista de compras en los resultados de búsqueda de su navegador.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!