La tecnología ha venido a nosotros como rescate del hastió. El ser humano tiene tanto miedo al aburrimiento, que dicho apasionamiento por estar interconectado, es la manera más sencilla de no desquiciarse en la vida real. Los fervientes seguidores, la permanencia adictiva de los medios tecnológicos, la sistematización de las búsquedas en el navegador –ya no en fuentes físicas como los libros – son efectos secundarios de una excesiva carga mediática. Sin embargo, lo que menos queremos hacer, es apagar el móvil o dejarlo para entretener nuestro ánimo con otra cosa –dentro de los parámetros de la realidad – lo cual nos parece sin sentido, sin chiste y poco apetecible.

Parte de nuestra vida reposa, en el móvil, la pequeña caja que lo contiene todo, excepto, una conciencia libre.

Al servirnos de las maravillas de la era tecnológica, jamás pensamos en el mañana – no de unos días o semanas – sino en aquel futuro incierto, donde se generan las preguntas más importantes de la humanidad. Es cierto, es importante vivir el hoy ¿Pero en verdad se le puede llamar vivir, el saltar de una aplicación a otra, enfocando la mayor parte de nuestra atención, en la luminosidad casi cegadora de la pantalla? Todos los días nos acercamos más hacia adentro, olvidando el afuera, y empujándonos una y otra vez más a lo profundo, hacia una divagación digital, que no pertenece a nuestra nomenclatura orgánica. Suponemos que la verdad, la creamos nosotros mismos, y también decidimos que es lo mejor, para nuestras cortas vidas.

Ante lo corto de nuestra existencia, olvidamos que los dispositivos, no nos proporcionan lo bello y enigmático de los instantes de la naturaleza, de la que somos parte indeleble.

Otra inteligencia artificial en el mercado

Este próximo otoño Telefónica Movistar, lanzará su nuevo asistente digital – Aura – en España, para luego iniciar una comercialización masiva en 2019.

Suponemos que con toda la nueva inclusión de este tipo de tecnologías inteligentes, hay muchas compañías que le apuestan al mercado de la innovación. Y aunque esta nueva inserción, busca diseminarse tal como la telefonía celular en sus inicios, definitivamente habrá que esperar para tener un dispositivo de estos en casa.

'Aura' primero en Madrid y Barcelona

Esta inteligencia artificial, se estará integrando primeramente tanto en Madrid como en Barcelona. El Movistar Home se pondrá a prueba con los clientes de las tiendas de las ciudades ya mencionadas. La nueva forma de interacción con el dispositivo, ayudará a la gestión de diferentes servicios, como la conectividad del hogar, wifi y la dirección de otros dispositivos de entretenimiento. Suponemos que pronto llegará a competir con Alexa Amazon – ante los errores continuos que ha tenido esta I.A.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!