El mundo virtual, dentro del algoritmo y la encriptación, hasta el momento continúa en un proceso evolutivo. Ciertamente desde la incorporación de la tecnología en nuestras existencias, y la cotidianeidad, aún seguimos rumiando la terminología. Para algunas personas el aprendizaje, es una prueba permanente, dentro del universo tecnológico. Aunque seamos diestros en varias aplicaciones – entre las actualizaciones recientes y la añadidura de varias herramientas, a cada una de las plataformas – quedamos enfrascados en la enseñanza permanente, e inacabada de la modernidad.

En el ámbito laboral la acción disruptiva, es todo un reto para los seres humanos, ya que algunos, no tienen ni el 80% de conocimiento, de todos los programas que a diario utilizan en el trabajo. Sin duda el avance ha ayudado a comunicarnos “adecuadamente”, sin embargo, aún queda mucho por conocer, y llevar a la práctica para insertar la tecnología de manera franca y objetiva.

El mercado y los nichos de mercado, de igual manera, se han visto afectados, por la diversificación y rapidez del medio tecnológico.

Los movimientos en cuentas bancarias, pueden hacerse desde la comodidad de tu habitación, o desde una isla paradisíaca – mientras haya red – todo es posible. Asimismo la jornada laboral ha cambiado su domicilio físico, por uno virtual, para que los trabajadores laboren sobre proyecto, sin salir de casa. Y lo de hoy, la minería de datos, ha ralentizado sin duda alguna el mercado del bitcoin, esta conjunción magnifica entre la información y el valor agregado que esta profiere a compañías en todo el mundo, es cosa de ficción, plasmada sin pleonasmos en la realidad.

La caída en plan inicial

En la actualidad todos buscan la forma de introducirse al mercado de la cripto moneda, la cual está acaparando la atención comercial, tanto de empresas como de organizaciones. En el campo de la moneda digital, muchas compañías aún se consideran escépticas, porque no es un sistema monetario respaldado por algún banco, o por un conjunto de instituciones con sus respectivas normativas. Al no estar regulado por un acuerdos comerciales y financieros, todavía siguen en proceso adjunto con las economías de varios países del mundo. El tener un buen proyecto, y el conocimiento sobre cómo se maneja estar moneda virtual, puede evitar el deceso de un buen plan.

Kodak sin licencia oficial

La compañía Spotlite USA ha exhibido en enero del 2018, una computadora de minería Bitcoin, con el nombre de Kodak KashMiner. El objetivo de dicha máquina, era que las personas pudieran alquilarla para la extracción de cripto – monedas, con base en la resolución de complejos problemas matemáticos para la consecuente verificación de las transacciones, los mineros victoriosos, serían retribuidos con bitcoins por el empeño. La tarifa inicial para el alquilamiento de una KashMiner – 3,400 (£ 2,500) aproximadamente – proporcionaría al cliente sustentar un corte de cualquier bitcoin producido.

Sin embargo Kodak afirmó que nunca obtuvo una licencia oficial y los dispositivos nunca fueron instalados. El plan preliminar fue parte de la fiebre de la cripto – moneda y jamás fue llevado a cabo, tan solo quedó en una página web inconclusa.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más