El aprendizaje, siempre formará parte de nuestras vidas. La mancha insolente que crece y se desliza por todas las plataformas virtuales, sigue creciendo. ¿Pero quién le da vida a este amor desmedido por los medios digitales? La respuesta pudiera ser simple, nosotros, pero ante la creciente valoración de los dispositivos para el uso en el trabajo y en la vida en particular, no podemos tener opciones para abandonar, esta terrible adicción que continúa aumentando a clics agigantados. Hasta el momento, esta conducta cercana a una patología, se ha tenido que tratar como si en verdad lo fuera.

El exterior ha dejado de importar para la mayoría, todos quieren ser parte del juego.

Ante esta presentación utópica de la virtualidad, todos caemos rendidos – a quien no le gustaría vivir en un mundo mejor – y más aún si nos convertimos en el protagonista de la historia. El campo de videojuego siempre ha sido un trampolín para nuestras motivaciones e ideales, en ese mundo con armas, magia y fuerza, podemos ser gloriosos, ejercer la “justicia” como mejor nos parezca e inclusive ser –con lo que sueña todo ser humano – completamente eternos, por lo menos el tiempo que dura la partida. El coraje de entrar en este ambiente, es algo estresante y a la vez vivificante, pero lo que es seguro, es que no solo nuestro personaje corre riesgos, también nuestra humanidad peligra.

Videojuegos: materia obligada en el mercado del ocio

Muchos estudiantes antes tomaban un tiempo de entretenimiento frente a su videojuego favorito, ahora eso ha cambiado, para ser una asignatura más en su plan de estudios. Este paulatino aumento en la formación del esparcimiento digital, ha subido la cifra desde 2014. Para este 2018, los grados y másteres se han multiplicado en Cataluña, con 1.200 de alumnos que están adscritos a la formación de los Videojuegos.

La industria del futuro, los videojuegos

Con la reciente inauguración del Gamelab – Congreso Internacional de Videojuegos y Ocio Interactivo – habrá muchísima controversia y sobre todo ponencias interesantes sobre el consumo de los videojuegos y como se generan estos en España.

La oferta formativa es una de las atracciones principales, para los interesados que quieren profesionalizarse en este medio.

Grado en Videojuegos – Universidad de Vic - master en desarrollo avanzado de videojuegos – Universidad la Salle, La Ramon Llull – estas son algunas de las ofertas educativas en relación a una industria que tiene un prominente camino hacia el futuro.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!