La compañía de Microsoft puso en marcha un gran centro de datos submarinos, así es, bajo el mar, situado en las Islas Orcadas, en Escocia. La instalación forma parte del Proyecto Natick, iniciativa para identificar formas ambientalmente sostenibles para ejecutar nuevas unidades de gestión de datos a gran escala.

En la primera fase, que comenzó en 2014, Microsoft construyó un pequeño centro de datos sumergible, que contenía el equivalente a 300 escritorios, y lo sumergió en el océano en febrero de 2016, para probar si la propuesta realmente funcionaría en el mar. La embarcación operó por casi cuatro meses.

En la segunda fase, que comienza ahora, la empresa instaló 864 servidores, en 12 racks, en un sumergible cercado que tiene aproximadamente el tamaño de un contenedor de envío marítimo estándar, con cerca de 12 metros de largo; diseñado para funcionar durante cinco años sin requerir mantenimiento.

Los beneficios del proyecto y ventajas del proyecto

Según Microsoft, los beneficios de hundir sus servidores en el océano tienen una relación directa con eficiencia energética y rápida transferencia de datos. La empresa observa que cerca de la mitad de la población mundial vive cerca de la costa, de modo que la capacidad de albergar servidores cercanos a ellos podría permitir un acceso más rápido a los servicios en línea.

El centro de datos submarino puede ser alimentado por molinos de viento ubicados cerca del agua, para que la empresa nunca tenga que preocuparse por interrupciones de alimentación o costos de energía. El agua en el océano también es perennemente fría y puede ayudar en el enfriamiento de los centros de datos sin incurrir en costos adicionales para el equilibrio térmico.

El servicio en nube que consume poca energía

Un estudio conducido por Microsoft mostró que Microsoft Cloud es el servicio de nube con mayor eficiencia energética del mercado. El informe final de la encuesta mostró que el servicio es un 93% más eficiente en términos de energía en relación con la competencia y emite un 98% menos de carbono al medio ambiente.

La reducción de la emisión de carbono es un factor que viene siendo tratado con dedicación por las grandes empresas. Además de Microsoft, Google y Facebook ya están tratando de la cuestión de la energía renovable por su autosuficiencia y sostenibilidad.

Los resultados del estudio demuestran que si el 20% del mercado existente en Estados Unidos migrar al servicio de nube de Microsoft, la disminución sería el equivalente al corte de emisión de Seattle, en Washington, o en Torino, en Italia.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!