Sigue la búsqueda incansable sobre la desaparición de las niñas de 1 y 6 años desaparecidas en Tenerife junto a su padre, Tomás Gimeno. Los últimos datos apuntan a que los restos encontrados en la embarcación del padre no corresponden con las niñas, cómo se había sospechado.

Según datos de Telecinco recogidos desde la Televisión canaria, detallan que el laboratorio de Criminalística afirma que los restos recogidos de sangre hallados por parte de la Guardia Civil de Santa Cruz de Tenerife, no se relacionan con las menores, sino que son del propio progenitor.

Son buenas noticias y repuntan a un dato crucial para los investigadores, ya que llevan en su sexto día de búsqueda van teniendo pocos datos por lo que hace sospechar de múltiples hipótesis.

Continúa la búsqueda de las niñas por tierra, mar y aire

La búsqueda se ha convertido en una ‘desaparición de riesgo’, por tierra, mar y aire tanto en las islas como fuera de sus fronteras. Sigue activada la orden internacional en busca y captura para Tomás Gimeno y sigue la investigación en la casa del padre y los terrenos de la finca.

Tomás fue visto por última vez en el puerto cerca de las 21:00 horas cuando mantuvo una conversación telefónica con la madre diciendo que se las devolvería después de cenar.

En ese momento las cámaras de vigilancia estaban captando cómo cargaba con bolsos, maletas, dos petates grandes de estilo militar y la silla de retención infantil de la niña pequeña encontrada en alta mar.

Siguen las investigaciones entre los amigos y familiares de las niñas y el padre

Los investigadores siguen recabando información necesaria que pueda ser objetos de posibles hipótesis.

Se ha mandado a declarar a muchos de los amigos y conocidos para averiguar si Tomás podría ser capaz de un plan de fuga y sobre todo de llegar a un plan enrevesado como la desaparición total de las niñas concluyendo en un crimen.

Hubo despedidas antes de su desaparición

Beatriz la madre de las niñas fue la última persona que habló con Gimeno.

Se produjeron hasta siete llamadas desde la primera que fue ejecutada desde el puerto. Una hora después, Beatriz volvió a llamarlo y cambió su versión dejando claro que no iba a volver a ver a las niñas apuntando que “se va a encargar bien de las niñas y que no iba a saber más de ellas”. La madre asustada acudió a la Guardia Civil dónde volvió a llamar a Tomás y recibiendo las mismas palabras.

Se ha podido saber que el padre también hizo varias llamadas a sus amigos para despedirse de ellos e incluso hizo hincapié en que las niñas se despidieran de sus abuelos paternos en torno a las siete y media de la tarde del pasado martes.

Después de innumerables hipótesis no se sigue descartando que Tomás Gimeno pudo llevarse a las niñas lejos por vía marítima, ya que era un gran experto en navegación.

En este caso podría haber llevado a las niñas en su embarcación de recreo hasta un velero, ya que este pequeño barco apareció vacío a la deriva.

Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!