Desde el pasado mes de diciembre Granada ha experimentado una serie de terremotos, aproximadamente 280 terremotos registrados y otros cientos de réplicas de baja intensidad, entre 2 y 3 grados, siendo la excepción el ocurrido en Santa Fe que superó la magnitud de 4 y los registrados este martes han sido de magnitud 4,3, 4,2 y casi consecutivos. Esta constante actividad ha mantenido en alerta a la población, tanto que algunos han tomado sus coches y se han dirigido hacia los descampados según declaraciones de Pedro Martínez, el alcalde de Atarfe, una de las zonas que más han sido afectadas.

El Instituto Andaluz de Geofísica y Prevención de desastres sísmicos de la Universidad de Granada concluyen que el hundimiento que sufre la cuenca de Granada, una de las zonas con mayor sismicidad de toda la península Ibérica y en su borde se ubican las placas que ocasionan la actividad sísmica: la placa euroasiática y la placa africana. El Instituto Geográfico Nacional (IGN) en su informe sobre la actividad sísmica en Atarfe-Santa Fe que la sismicidad de la zona es la habitual, con terremotos de baja intensidad pero que hay cierta sismicidad a profundidades intermedias que se extiende en la parte occidental del mar de Alborán, y en ocasiones se dan terremotos a una profundidad de 600 km cuyo epicentro se ubican en la provincia de Granada.

Terremotos de baja intensidad

Los terremotos que se han registrado están clasificados en III y en IV, el primero se percibe en personas que vivan en edificios y personas que no estén en movimientos pueden darse cuenta. El segundo, ocurrido el día 23 puede causar daños leves y pueden sentirlo las personas en el exterior que ha sido el responsable de ocasionar pánico en las personas.

Esta serie de terremotos ha provocado diversos accidentes como la caída de objetos, desprendimientos y grietas, la mayor parte en viviendas de Granada, Atarfe, Santa Fe y Maracena sin que se hayan reportado heridos.

Entre los sucesos más destacados esta la caída de un muro en la calle maestro José Merino en Maracena, de unos azulejos en el colegio Nuestra señora de la Consolación en Granada capital, la caída parcial de una chimenea en la calle Rosa de Luxemburgo y el derrumbe de una vivienda abandonada en la calle Rea.

Pedro Sánchez pide mantener la calma

Los expertos y el presidente Pedro Sánchez han solicitado mantener la calma y el presidente del Gobierno, ha mandado un mensaje de tranquilidad donde ha mostrado su solidaridad y que las personas sigan las indicaciones de los servicios de emergencia.

El alcalde de Granada, Luis Salvador, ha pedido que los ciudadanos permanezcan en sus casas, ya que ante el miedo muchos ciudadanos salen de sus casas, exponiéndose al peligro de desprendimiento y que sigan los canales de emergencia oficial.

Lo recomendable es mantenerse en casa y buscar estructuras fuertes para protegerse durante el terremoto así como tomar medidas preventivas antes de que ocurran.