Granada ha vuelto a temblar. Lleva haciéndolo todo el fin de semana y tal parece que seguirá haciéndolo al menos durante los próximos días. ¿El motivo? El enjambre sísmico en el que está inmersa la provincia desde hace unos días, el cual ha ocasionado que los vecinos de la ciudad nazarí experimenten más de 40 terremotos en apenas dos días. El último movimiento de tierra se ha producido esta misma mañana, a alrededor de las 10:00 horas. Su intensidad ha sido de 3,3 en la escala de Richter y ha tenido una profundidad de 5 kilómetros.

El séptimo terremoto para Granada en solo una mañana

Este terremoto no ha sido, sin embargo, el único que han sentido los granadinos, puesto que desde las 6:17 horas de la mañana la tierra ha temblado un total de 7 veces con pequeños terremotos de magnitudes entre 1,7 y 2,4.

Los epicentros de todos ellos se han localizado una vez más también entre las localidades de Atarfe y Santa Fe al igual que el terremoto de 4,4 del pasado sábado que sí ocasionó diversos daños materiales en las zonas más cercanas al epicentro.

Los vecinos de Granada están asustados

A pesar de que Granada se considera zona sísmica no hay una gran memoria general de este tipo de incidentes con tanta frecuencia, de ahí que los vecinos de la provincia andaluza vivan asustados por si se produce uno de magnitud aún mayor. Asimismo lo manifestaba la alcaldesa de Chauchina, Marina Martin indicando que los vecinos de la zona están "nerviosos y con miedo". No obstante, afortunadamente no hay que lamentar ni daños materiales ni personales de este nuevo temblor de tierra.

Estos terremotos pequeños no evitarían uno mayor en Granada

Granada se encuentra actualmente en una serie sísmica que comenzó hace tiempo, es decir, se están produciendo pequeños terremotos en poco espacio de tiempo y en el mismo lugar. De esta serie de terremotos no destaca ninguno en particular pero sí varios.

Además, según Mercedes Feriche, responsable de prevención del Instituto Andaluz de Geofísica y Prevención de Desastres Sísmicos de la Universidad de Granada, la provincia nazarí todavía podría experimentar un terremoto mayor.

"Si los terremotos fueran más grandes sí evitarían uno mayor... Uno de 4,4 no significa gran cosa", explicaba.

Esto significa que, al contrario de lo que se ha dicho en las últimas horas de que estos pequeños temblores evitarían un terremoto mayor en los próximos días, se necesitarían al menos 32 terremotos de magnitud 6 o 1.000 de magnitud 5 para evitar un futuro terremoto de magnitud 7.

Por otro lado, Feriche ha querido recordar que Granada es zona sísmica y, por ende, se pueden producir daños a raíz de estos temblores, por lo que ha insistido en que es fundamental que se de información a los ciudadanos de cómo actuar ante este tipo de desastres naturales.

Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!