Los funcionarios de la Policía Nacional de Elche (Alicante) han desmantelado una red de trata de personas con fines de explotación sexual. El entramado criminal operaba mediante un canal de reclutamiento que vinculaba a países como América y España. La denuncia de una víctima fue el desencadenante de la operación policial, denominada ‘Virgencita’.

La denunciante contó el modus operandi que sufrió para ser reclutada por la organización criminal. Según la joven de nacionalidad nicaragüense, recibió una invitación a España por parte de una amiga en agosto de 2018, prometiéndole que instalándose en el país europeo iba a mejorar su calidad de vida.

A lo que la Mujer de 18 años accedió y emprendió el viaje por primera vez a España.

Una decisión que la alejaba de su familia en Nicaragua

La situación que en 2018 se había originado en el país centroamericano, tras una crisis política importante, fue el detonante para que la joven decidiera separarse de su familia y emprender así vuelo a España; viendo la invitación de la organización criminal como una oportunidad de obtener un trabajo fuera de su país natal y que este le permitiera ayudar a su familia económicamente. El acercamiento de su amiga fue la oportunidad que ella estaba esperando, sin saber que terminaría siendo víctima de Violencia de género.

La Policía investiga la red de trata de mujeres

La joven nicaragüense fue notificada por su amiga acerca del trabajo que haría en el país una vez que puso el pie en suelo español.

Le dijo que para devolverme el dinero del billete que ella le había dado para llegar a España debía prostituirse en una red de trata de mujeres. Así es como la joven cuenta que cayó en las redes de esta estructura criminal.

Policía Nacional cree que los captores se aprovecharon de la vulnerabilidad de la joven

La Policía Nacional de Elche (Alicante) declaró que la vulnerabilidad de la joven víctima fue utilizada por sus captores para presionarla y hacerla parte de la red criminal.

De hecho, los integrantes de la agrupación delictiva amenazaban a la víctima con denunciarla por estar ilegalmente en territorio español si ella les delataba a la policía. Tras ser desarticulada la operación criminal, la mujer de 18 años ha confesado que su familia en Nicaragua fue amenazada por la red delictiva.

La joven ha contado que fue violada por sus captores, quienes además aplicaban una coacción permanente a la nicaragüense.

El pago de una deuda con su supuesta amiga servía a los presuntos delincuentes para intimidarla y forzarla a prostituirse.

La recaudación diaria de la centroamericana por ejercer la prostitución era recibida por los integrantes de la red criminal. Sin embargos, los miembros del entramado alegaban que había que sumar los gastos por alimentación, alojamiento y ropa que ellos le prestaban a la joven. Y que por tanto la deuda estaba creciendo y no disminuyendo. Mismo modus operandi que el pago del billete de avión que reclamaron a la joven en su llegada a España.

La Policía detiene a cuatro integrantes de la red de trata de mujeres

La Policía Nacional de Elche (Alicante), dentro de la operación “Virgencita”, detuvo a cuatro miembros de esta red de trata de mujeres para la explotación sexual que operaba en Elche y liberó a una ciudadana de nacionalidad nicaragüense.

Los agentes declararon que el objetivo que persiguen es dar respuesta a las víctimas de trata de mujeres, que son acosadas bajo un modus operandi de coacción para que se prostituyan.

Los agentes de seguridad han dispuesto de dos vías para denunciar delitos de prostitución. Una es el teléfono gratuito 900105090, que atiende las 24 horas del día, y otra vía es a través del correo electrónico trata@policia.es. Ambas opciones se encuentran coordinadas por especialistas en la materia, que sabrán dar respuestas a las denuncias recibidas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!