Este 29 de octubre una Mujer de 42 años fue encontrada en su casa, tras haber sido denunciada su desaparición por parte de su tío, preocupado por no saber nada de ella por mucho tiempo. La mujer no aparecía en las bases del DNI desde aproximadamente 19 años, tampoco aparece que asistiera a los servicios médicos del Servicio Andaluz de Salud. Los Agentes del Grupo de Homicidios de la Comisaría Provincial de Málaga fueron los que lograron encontrar y rescatar a la mujer, que vivía con su madre y su hermana de una edad similar a ella.

Toda la familia fue llevada al hospital; pues la mujer tenía muy poca musculatura en sus piernas, ya que no tenía mucha actividad física y no podía caminar correctamente.

Por su parte, su hermana y madre salían muy pocas veces al vecindario, de hecho, recibían sus compras a domicilio.

A través de una funcionara se supo que la particular situación de la familia, pues se habían gestionado diferentes trámites para que la madre recibiera la pensión por viudez pues no tenía varios documentos renovados, tampoco tenían suministro de agua, por lo que se le tramitó la instalación de un contador.

Un tío fue quien denunció la desaparición

El tío colocó la denuncia a la policía hace unas tres semanas, argumentando que tenía casi una década sin ver a su sobrina, y que cada vez que iba al domicilio de sus familiares estas no les daban información sobre su sobrina y en ocasiones no lograba contactarse con ellas, por lo cual su preocupación crecía.

Los vecinos informaron que tampoco la habían visto desde hace muchos años, y solo veían a su hermana, de una edad similar, junto con su madre de 77 años salir esporádicamente y que se comportaban de forma esquiva en el vecindario.

Entrada a la fuerza

Para los agentes les fue imposible ingresaren la vivienda con el permiso de las dueñas para comprobar el estado de la mujer desaparecida, por lo que tuvieron que solicitar una orden judicial, ya que estaban preocupados por el estado de salud de la mujer y existía la posibilidad de que se encontrara en una situación que pusiera en peligro su integridad física y/o moral.

Gracias a la orden pudieron ingresar a la casa acompañados por los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Málaga. Cuando entraron, la mujer se encontraba en su habitación, incapaz de caminar por su falta de masa muscular en las piernas, pero que expresó que se mantenía confinada en su casa por su propia voluntad.

Ante el estado mental y psíquico de las tres mujeres, accedieron a ser llevadas a un hospital para comprobar su estado de salud, por lo que se llamó a una ambulancia.

Las tres fueron revisadas y en unas horas volvieron a su hogar. El caso tendrá seguimiento por parte de los servicios sociales.