Una niña sin vida fue encontrada en una balsa de riego de El Ejido. Eran cerca de las 13:30 de la tarde del viernes 11 de septiembre cuando una persona anónima contactó con el número 112 Andalucía, el servicio unificado de emergencias de la región. La llamada ponía sobre aviso del triste encuentro de un cuerpo sin vida sobre una balsa de riego en la localidad de El Ejido. El sombrío hallazgo se realizó en una zona de invernaderos de Matagorda, una barriada ejidense cercana a la carretera AL-4301 y la calle Doñana. La llamada movilizó a las fuerzas del orden y sanitarios del 061.

El cuerpo de la niña se encontró en una balsa de riego

La Policía Local y la Guardia Civil, junto a los sanitarios que se trasladaron al lugar del hecho, se encontraron con el triste escenario de que el cadáver era de una niña pequeña, de entre cuatro y siete años. Y que había sido posiblemente ahogada. Los padres de la niña ya han sido contactados y notificados del terrible suceso y el consternado alcalde ejidense, Francisco Góngora, le ha expresado a la familia sus condolencias sobre la “gran desgracia que nos ha consternado a todos”. El funcionario expresó también que en estos momentos para los seres queridos no alcanza el consuelo.

La Guardia Civil tiene todas las hipótesis abiertas

Según confirmó la agencia Europa Press, el cuerpo de la niña ha sido trasladado a Almería, donde se encuentra el Instituto de Medicina Legal, para la realización de autopsia y pesquisas médicas para definir las causas de su deceso.

La Guardia Civil tiene abiertas todas las hipótesis que puedan haber llevado a ese desenlace. Al no tratarse de una muerte natural, pero que podría ser accidental, se han activado la investigación y el secreto de sumario.

El alcalde también pidió cautela y prudencia para permitir que la Benemérita trabaje sobre el caso y pueda esclarecer el conmovedor hecho.

En El Ejido se encuentra una de las áreas de cultivo más grandes y productivas de España, con más de 13.000 hectáreas de cultivo de invernadero, llamada también “mar de plástico”. Es una de las pocas construcciones que se puede ver desde el espacio, obra de la mano del hombre, por la enorme extensión que ocupa.

Las balsas de riego son peligrosas y el municipio realiza campañas para evitar accidentes

Las balsas de riego, como aquella en la que ha sido encontrada la niña ahogada, son grandes piscinas plastificadas en donde se recoge el agua para redistribuir en los sistemas de dosificación para el crecimiento de los vegetales de producción y consumo. El municipio andaluz de El Ejido en las 13.000 hectáreas cuenta con 7.002 establecimientos agrícolas que disponen de casi 5.000 balsas de riego, que ya se han reportado como “riesgosas”. El municipio gobernado por Francisco Góngora recientemente ha lanzado dos campañas a través de la Concejalía de Agricultura para advertir sobre la peligrosidad y la revisión de las medidas de protección en cuanto a su mantenimiento y vallado para impedir el acceso accidental de, por ejemplo Niños, y sus consecuencias en estos grandes ojos de agua.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!