Sigue lo que el diario digital El Español llama "la guerra" entre los padres del pequeño Julen y su primo David, propietario de la finca donde murió el menor el pasado mes de enero.

Los progenitores del difunto niño han tomado la decisión de solicitar más pena de cárcel para su familiar que la propia Fiscalía. José Roselló y Victoria García piden que David Serrano sea condenado a tres años y seis meses de prisión por "homicidio imprudente", mientras que el Ministerio Fiscal deja su petición en tan solo tres años de internamiento.

La defensa de los padres de Julen, fallecido a los dos años de edad tras precipitarse a un pozo ubicado en la finca de la localidad malagueña de Totalán propiedad de Serrano, pariente de José y Victoria, considera a este -el único procesado en la causa- autor de un "homicidio por imprudencia grave". Es el mismo delito del que le acusa la Fiscalía provincial de Málaga. Por su parte, el letrado que defiende al imputado solicita el sobreseimiento del caso.

La abogada de los padres lamenta que David no haya pedido aún perdón a sus primos

En el escrito presentado por la abogada de los padres de la víctima, Antonia Barba, se achaca al dueño del terreno una "falta total de respeto" a "las normas de seguridad" y se le señala por no "advertir" a José y Victoria "de la presencia" del agujero que desencadenó el fatal desenlace.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Telecinco Televisión

La defensa cree que el primo de los Roselló incurrió en "multitud de infracciones", entre ellas no avisar de la existencia del pozo a los invitados a la comida que celebró aquel fatídico 13 de enero, aun cuando había menores entre ellos.

Es decir, que según las acusaciones, David Serrano, al no preocuparse de advertir sobre el peligro ni señalizar ni proteger el agujero, construido además sin ningún tipo de permiso, es responsable del fallecimiento de Julen.

La abogada de los padres lamenta que el procesado no haya pedido aún perdón a la familia del niño, "limitándose a acusar" en este tiempo al pocero, al equipo de rescate y hasta a los propios progenitores de Julen. Todo, se dice en el escrito, para "intentar evadir su clara responsabilidad".

Serrano llegó a culpar a José y Victoria por no saber "cuidar de su hijo"

La letrada Barba también recuerda en el informe, que ha sido adelantado por el diario local Sur, que David llegó a señalar durante una entrevista en Telecinco a José y Victoria como "culpables" de la muerte del menor, afeándoles que no supieran "cuidar de su hijo".

Cabe recordar también que la defensa del dueño de la ya tristemente famosa finca de Totalán presentó un informe en el que se sugería que la piqueta utilizada para intentar rescatar al menor horas después de su caída al pozo pudo ser la que acabara con su vida. Pero la autopsia dejó claro que Julen murió nada más caer debido a los golpes que se dio en la cabeza con las paredes del agujero.

Indemnización para los progenitores y la Junta de Andalucía

En la misma línea que los padres, la Fiscalía pide tres años de cárcel para Serrano por ser el "único conocedor" de que en sus terrenos había un pozo de más de 25 centímetros de diámetro y 100 metros de profundidad sin sellar ni señalizar, del que nadie de los que estaba ese domingo en la finca "había sido advertido".

El Ministerio Fiscal pide además que David indemnice a sus primos y a la Junta de Andalucía por los daños y perjuicios causados. La administración autonómica ya informó hace meses de que los trabajos de rescate, que se extendieron durante 13 días, costaron cerca de 700.000 euros a las arcas públicas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más