Dos adolescentes en China acabaron en un hospital tras ser capaces de terminar el reto conocido de las 1.000 sentadillas. Según explicaron al equipo médico que las atendió, se pasaron un total de tres horas haciendo el ejercicio y, solo unas pocas horas después, terminaron en el hospital sin poder doblar las piernas. Por culpa de realizar el reto de las 1.000 sentadillas, las dos adolescentes acabaron en la unidad de cuidados intensivos, según ha informado el portal web Chinapress.

Los problemas se iniciaron 48 horas después de acabar el ejercicio que, en realidad, duró un total de tres horas

Las jóvenes lograron acabar su objetivo con "éxito", aunque las consecuencias se iniciaron a las 48 horas de terminar, cuando tuvieron que ser llevadas a un hospital de urgencia. Una de las chicas declaró que sentía un dolor muy intenso en la zona de las piernas y era incapaz de doblarlas.

Además, comprobó que su orina se había vuelto marrón, lo que provocó que su novio la llevase a un centro sanitario de urgencia.

La Mujer acabó siendo diagnosticada de una enfermedad conocida como rabdomiólisis, una enfermedad que es producida por necrosis en los músculos que suele provocar la liberación a la circulación de la sangre de varias sustancias que, en estado normal, estarían dentro de las células que forman el tejido de los músculos.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Televisión

Cada vez que una persona realiza una carrera o levanta pesas, los músculos se acaban descomponiendo, enviando una proteína, la mioglobina, a través de la sangre y se filtra a través de los riñones. El problema es que en el caso de la rabdomiólisis, los riñones no son capaces de manejar la gran cantidad de fibras del músculo que están muertas.

Las jóvenes tuvieron que recibir tratamiento de goteo intensivo ante su mal estado de salud

Cuando las dos chicas, que realizaron el ejercicio durante tres horas seguidas, terminaron sintieron dolor, pero pensaban que era normal.

No pensaban en ningún momento que el dolor pudiera ser preocupante. Pero la sensación cambió unas horas más tarde. Además, ante la situación de no poder doblar las piernas, las jóvenes se asustaron ante las consecuencias de haber hecho el ejercicio que se ha puesto de moda a través de las redes sociales.

Hoy en día, después de haber pasado por un tratamiento en cuidados intensivos, donde recibieron un tratamiento de goteo intensivo, las chicas se encuentran perfectamente de salud.

Este es un caso que demuestra una vez más hasta donde puede llegar la estupidez humana y que es capaz de hacer por ganar popularidad, aunque sea poner en riesgo el estado de salud. No es la primera vez que unos jóvenes arriesgan su vida por hacer un reto.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más