Julen Roselló tenía solo dos años cuando cayó a través de un pozo de prospección excavado ilegalmente en una finca en Totalán, provincia de Málaga, el 13 de enero. Desde que la familia del pequeño reportó los hechos, el mundo entero estuvo alerta de los avances que se hacían en el rescate.

Para lograr sacarlo, se necesitaron más de 300 personas y múltiples máquinas y herramientas. Desafortunadamente, el niño fue encontrado muerto el 26 de enero, más de diez días después de que cayera, noticia que acabó con las esperanzas de que Julen fuese rescatado con vida.

Anuncios
Anuncios

Detalles de su muerte

Las investigaciones revelaron que el niño estaba de pie entre dos capas de tierra que hacía más difícil el rescate.

Anuncios

La autopsia dejó claro que Julen habría muerto horas después de haber caído debido a politraumatismos en varias partes del cuerpo, incluyendo un fuerte golpe en la cabeza.

En ese momento, los médicos forenses y el resto de los investigadores sugirieron que los traumatismos eran normales teniendo en cuenta las circunstancias (el pozo tenía solo 25 centímetros de diámetro).

El informe de los abogados del principal responsable

Sin embargo, el equipo legal de David Serrano, dueño de la finca donde estaba el pozo, indicó que el pequeño pudo haber muerto luego de que la piqueta usada por los rescatistas en sus esfuerzos por sacarlo lo más rápido posible le golpeara la cabeza.

En el reporte publicado por los abogados de David Serrano, quien está bajo la investigación de las autoridades por posible homicidio imprudente, se explica que se recogieron ocho cabellos pertenecientes a Julen del extremo de la piqueta usada el primer día del rescate.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Historias

Según el informe, al menos tres de ellos tenían raíz, lo cual los lleva a preguntarse si el impacto de la piqueta habría sido lo que realmente terminó con la vida del pequeño.

La herramienta en cuestión mide un metro, pesa alrededor de siete kilos, está hecha de acero y tiene una punta en forma de gancho.

Los rescatistas la utilizaron diez veces, dejándola caer desde distintas alturas para intentar atravesar el tapón de tierra.

Por el momento, se siguen haciendo investigaciones sobre la muerte de Julen, teniendo como principal sospechoso a David Serrano debido a su supuesto pozo ilegal. Si el equipo legal del acusado logra determinar que fue la piqueta lo que efectivamente le causó la muerte al niño, el caso podría tomar un rumbo completamente diferente, y quienes fueron reconocidos como héroes en su momento podrían enfrentarse a la justicia.

Anuncios

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más