Los abogados que llevan este caso han dicho que David Serrano Alcaide, tío de Julen, dueño del terreno en donde estaba el pozo por donde cayó el menor, han declarado que la culpa es del pocero que fue contratado para sellar el pozo.

Según los abogados, en ningún momento se puede responsabilizar al dueño del terreno, ya que la obligación de sellar el pozo es del personal que se contrató para ello. Así lo declararon en una rueda de prensa dada, donde mostraron los bloques de hormigón que se colocaron sobre el pozo.

Al parecer se quiere demostrar que el dueño colocó las piedras de hormigón en previsión de alguna caída, no habiendo tenido la precaución de constatar si los bloques se encontraban estables en el sitio, ya que la zona donde se colocaron no era totalmente plana y pudieron haberse movido.

En el terreno donde murió Julen se quería hacer una plantación de aguacates, por eso se habían hecho los pozos en búsqueda de agua, sin tener ningún permiso, ya que no sabía que tenía que tenerlos.

La reacción de la prima de la madre de Julen

El parentesco que une a la esposa del dueño del terreno con el de la madre de Julen, es de primas; declaró a los medios que había logrado comprar el terreno hace tan solo cuatro meses, y que era parte de su proyecto de vida, sintiéndose muy orgullosa de haberlo logrado. El terreno consta de 4.500 metros cuadrados, pero se encuentra en una cuesta, por lo que tuvo que aplanar parte del terreno, que era una inversión realizada para dejarla como parte de la herencia a su hija.

Desde ese trágico día, no se ha podido quitar la imagen de Julen cayendo en el pozo.

Las declaraciones de David, el dueño del terreno

Según las declaraciones que ha dado David, el dueño del terreno, el pozo iba a quedar tapado debajo del hormigón. El día que ocurrieron los hechos, se habían colocado los dos bloques de hormigón sobre el pozo, y se les había advertido a todos que el pozo estaba ahí, para evitar algún tipo de accidente, pero nunca se imaginó que iba a ocurrir lo que pasó.

Lo que no se imaginó nunca es que el pequeño Julen, a pesar de los bloques puestos, pudiera escurrirse por el pozo. Por eso se siente terriblemente culpable y dice que nunca podrá olvidar este hecho, pidiéndole perdón a los padres del pequeño, y al mismo Julen, para que lo perdone desde el cielo, según declaró en la rueda de prensa dada para achacarle la responsabilidad de lo pasado al pocero y mostrar su pesar poto todos los hechos.

Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!