Mark es un agresor que la prensa El Mundo lleva un año investigando con ayuda de las autoridades, el funcionario deberá enfrentar al menos 7 años de prisión. Fue detenido por diversas denuncias de abuso contra menores en Alicante. Las jóvenes víctimas, declararon sufrir abusos físicos desde hace mucho tiempo pero por vergüenza se mantuvieron en silencio

Las víctimas, fueron jóvenes que conocía desde que estaban muy pequeños, y eran hijos de sus amigos. Por esta razón fue difícil para sus padres sospechar de él ya que era una persona de confianza, con la que compartían y a quien le abrieron las puertas de su hogar.

Depredador sexual de adolescentes

Tanto el Ministerio Público como la policía lo presentan como un depredador sexual de adolescentes. Entre los cargos que le imputan se encuentran al menos diez abusos sexuales, ocho de prostitución y tres donde tiene material audiovisual de ellos.

Esta historia, tomó por sorpresa a los familiares de las víctimas al salir a la luz. Ahora son ellos quienes exigen justicia y opinan que 47 años es muy poco tiempo para todo el daño psicológico y físico que provocó en los Niños. Es importante mencionar que el hombre engañaba a los jóvenes para acercarse poco a poco a ellos.

Se hacía pasar por fotógrafo y les decía que los ayudaría a tomar buenas imágenes para sus redes sociales, Estas fotos, en palabras del agresor, les ayudarían a tener una mejor presentación antes las demás personas y así conseguir hacer más amigos.

Relatos de las víctimas

De igual manera hay que recordar que este funcionario fue detenido el año pasado pero terminó libre, bajo vigilancia policial ya que presentaba cargos. Según los reportes que hasta los momentos manejan las autoridades, su primera víctima sería un joven de aproximadamente 16 años hijo de un compañero de trabajo.

Todo ocurrió en el año 2012, para ese momento estaba trabajando en la actual Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO), antigua OAMI.

El joven aceptó que le sacara fotos ya que posiblemente lo ayudaría a tener más éxitos con las chicas.

Con el pasar del tiempo fue involucrándose cada vez más, le fue comprando cosas, y ofreciéndole diversos regalos, hasta que un día empezaron los toques físicos y las manos. Comenzó a masturbar al menor y el no colocaba ninguna resistencia ya que sentía vergüenza y estaba paralizado, le pedía que no lo hiciera mas pero él agresor no paraba.

Cuando la víctima cumplió 22 años decidió hablar y denunciar tal abuso, ya que por ese acontecimiento ahora sufre de estrés postraumático. También existe el caso de otro joven de 17 años al que le pagaba 200 euros por tener intimidad con él,

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!