Los Mossos d'Esquadra detuvieron en Barcelona a un hombre de 68 años de edad por encubrir la muerte de su hermano. Según relatan los encargados del suceso, solo de esta manera el hermano de la víctima podría haber seguido cobrando su necesaria pensión y así lograr mantenerse económicamente ya que no tenía otros ingresos.

La Policía ha confirmado a través de numerosas fuentes el encierro del presunto acusado.

Afirman que habría sido detenido por ignorar el deber de socorro, por delitos de estafa bancaria y por el encubrimiento de la muerte de su hermano. Las autoridades están a la espera de la autopsia, aunque el cadáver no presentaba signos de violencia.

El hombre decía no conocer el paradero de su hermano

Según los detalles dados por los Mossos, el acusado fue localizado en el barrio de Sant Andreu, donde los moradores de la vecindad empezaban a sospechar del extraño comportamiento del detenido y la desaparición de su hermano.

Sin embargo, fue uno de los vecinos quien alertó a las fuerzas policiales de que algo raro sucedía en el domicilio cercano a la calle. Gracias a esto, en unos minutos una patrulla se había dirigido a la escena para comprobar la validez de la denuncia.

En un inicio, el detenido se negaba a decir lo ocurrido, además mencionó a las autoridades que su hermano no vivía con él y que no sabía a dónde pudo haber ido.

Sin embargo, fue el fuerte mal olor que provenía de la vivienda lo que forzó a los policías a pedir el permiso para poder entrar a realizar un registro.

Encuentran el cuerpo del hermano fallecido en la vivienda

Luego de haber entrado a la residencia con el debido permiso, los Mossos notificaron haber encontrado en una de las habitaciones un cadáver momificado envuelto en algunas sábanas. El hombre acusado luego de ser atrapado por las autoridades locales, explicó que su hermano murió en el pasado mes de marzo de una manera “accidental”.

Este, al haber dicho que no disponía de ningún tipo de recurso económico, admitió entonces que la pensión de su difunto hermano era la única fuente de que contaba para su sustento por los momentos. Es por esto, que decidió no contarle a nadie sobre su muerte o le sería quitado el ingreso.

Los agentes presentaron detalles luego del caso y comprobaron que el cadáver encontrado no tenía ningún signo de violencia, pero que era mejor esperar a la autopsia para poder saber lo ocurrido.

Los Mossos informaron que el sospechoso será puesto a disposición judicial dentro de las próximas horas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más